A la hora de preparar la declaración de la renta, es una práctica  generalizada obtener la información fiscal disponible en Agencia Tributaria y descargar el borrador de nuestra declaración que confecciona la propia Agencia, cuando es posible. Sin embargo, los datos que obran en poder de la Administración Tributaria no siempre son correctos y completos, por lo que resulta conveniente revisarlos y efectuar las oportunas correcciones, ya que de ello podría derivarse una mayor o menor tributación por este impuesto.

A continuación, detallamos algunos de los aspectos a los que prestar especial atención:

  • En los datos fiscales tampoco constan los saldos pendientes de aplicación de deducciones de la cuota(por ejemplo, de la deducción por obras de mejora en la vivienda habitual o en otra propiedad del contribuyente provenientes de inversiones del ejercicio 2011 y 2012).
  • Tampoco constan en los datos fiscales los saldos pendientes de compensación de la base imponible general o de la base imponible del ahorro, provenientes de ejercicios anteriores. Para ello, se deberá consultar saldo que quedó pendiente, en su caso, en la declaración de los ejercicios anteriores.
  • Es conveniente revisar los coeficientes de propiedad de los inmuebles. En casos de titularidad compartida y comunidades de bienes.  Es frecuente que existan errores en los porcentajes de propiedad que constan en los datos fiscales.
  • En caso de haber contraído matrimonio durante el ejercicio, haber tenido un hijo o haberse producido el fallecimiento del sujeto pasivo, es posible que la Administración no lo haya contemplado en los datos que proporciona.
  • La Agencia Tributaria no informa ni incorpora en el borrador datos de arrendamientos de inmuebles. El contribuyente deberá utilizar el modelo 100 para incorporar los ingresos por alquileres. Es importante tener presente que la Administración Tributaria dispone de información de los consumos eléctricos de los inmuebles que le proporcionan las compañías eléctricas.
  • La deducción por adquisición de vivienda habitual desapareció para las adquisiciones realizadas a partir de 1 de enero de 2013, manteniendo un régimen transitorio para las adquisiciones anteriores. El borrador de Hacienda podría omitir la deducción por adquisición de vivienda habitual de aquellos contribuyentes acogidos al régimen transitorio.
  • Revisar los donativos: Hacienda solamente incluye aquellos donativos informados por las entidades receptoras, por lo que pueden existir diferencias respecto a los donativos realmente realizados por el contribuyente. Podrán incluirse  en la declaración a efectos de la oportuna deducción aquellas cantidades por la que se tenga el certificado acreditativo de la entidad receptora.

IRPF

El  IRPF del 2014 no incorpora novedades técnicas sustanciales, aunque sí presenta la singularidad de que es el último año en que se aplica el tratamiento fiscal de varios conceptos de renta. Para el 2015 se introducen numerosas novedades por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre de 2014.

En este sentido, conviene tener en cuenta las siguientes cuestiones:

-Rendimientos del trabajo: la exención de las indemnizaciones por despido se limita a la cantidad de 180.000 euros siempre y cuando se trate de indemnizaciones por despido o cese producidos con posterioridad a 1 de agosto de 2014.

-Cálculo de la cuota en supuestos de pago de alimentos: 2014 es el último ejercicio en que podrá aplicarse la tarifa separada del impuesto sobre el importe de las anualidades por alimentos pagadas a los hijos en virtud de sentencia judicial en los casos de custodia compartida. Para el 2015, para aplicar la tarifa por separado se requiere que el contribuyente pagador de los alimentos no tenga derecho a aplicarse el mínimo por descendientes.

-Inmuebles: el ejercicio 2014 es el último en el que se puede aplicar la reducción incrementada del 100% por los rendimientos del capital inmobiliario en que el inquilino reúna determinadas condiciones de edad e ingresos mínimos.

-Ganancias de patrimonio: queda exenta la ganancia patrimonial que se ponga de manifiesto por la dación en pago de la vivienda habitual del deudor en ejecuciones hipotecarias judiciales o notariales, para la cancelación de deudas contraídas con entidades de crédito.

El 2014 es también el último año en el que podrán aplicarse los coeficientes de abatimiento de la ganancia patrimonial, en función de la antigüedad del bien en el patrimonio del contribuyente. Para el 2015, únicamente se admite la aplicación del régimen de abatimiento por el importe proporcional que se corresponda con un valor de transmisión de hasta 400.000 euros.

Del mismo modo, el 2014 es el último ejercicio en el que se aplican los coeficientes de corrección monetaria para actualizar el valor de adquisición en la transmisión de bienes inmuebles.

-Compensación de pérdidas: se establece un régimen especial de compensación de las rentas negativas derivadas de valores de deuda subordinada o de participaciones preferentes, que pretende favorecer su compensación.

-Deducciones de la cuota: durante el 2014 aún existe la posibilidad de aplicar los saldos pendientes de deducción por obras de mejora en la vivienda habitual o en otra vivienda del contribuyente, o en el edificio en que éstas se encuentren, que no hubieran podido aplicarse en años anteriores.

Se reconoce una deducción por adquisición de acciones o participaciones en empresas de nueva o reciente creación (business angels), cuando se cumplan los requisitos legales de participación y  cifra de negocios de la entidad en la que se invierte.

El plazo para presentar la declaración del IRPF correspondiente al ejercicio 2014 se inició el pasado 7 de abril y acabará el próximo 30 de junio de 2015.