La multinacional Nike no solo cosecha victorias a través de los deportistas a los que auspicia, sino también en el plano legal. Tras una disputa de un año, el Tribunal de Propiedad Industrial de Santiago (Inapi) sentenció a favor de la firma y rechazó la petición del ciudadano chino Lin Weili de registrar su marca Reewin, cuyo isotipo es casi idéntico al de la empresa estadounidense, pero dado vuelta y de color rojo.

Inicialmente, la Inapi había aceptado la solicitud de Weili, porque consideró que, aunque similares, los logos no eran iguales (el de Reewin, además, tiene un círculo arriba del tradicional logo de Nike). Sin embargo, la firma representada en Chile por el estudio jurídico Silva decidió apelar por considerar que la marca Reewin buscaba apropiarse de la fama y notoriedad de la marca de nuestro cliente. “Las marcas presentaban demasiadas coincidencias en su elemento central y eso nos permitió demostrar que el signo pedido fue estructurado a base del de Nike”, asegura Sebastián Alvarado, del estudio Silva.