La Oficina de Fiscalización del Gobierno (Government Accountability Office, GAO) emitió una decisión que podría ser utilizada por las agencias gubernamentales para apoyar las Solicitudes de propuestas (Request for Proposal, RFP) abarcativas, o las RFP que requieren que un licitante proporcione varios productos y servicios, incluso si, al hacerlo, los licitantes que pueden proporcionar un aspecto de la RFP, pero no todos, están restringidos de competir.

En el caso de Palantir USG, Inc., Palantir, un proveedor de tecnología comercial sofisticada, sostuvo que una adquisición del Ejército “limitaba indebidamente la competencia” cuando solo les permitía competir a los licitantes que cumplían con todos los requisitos de una RFP extremadamente específica y detallada. La RFP era para un nuevo sistema informático especialmente equipado para el Ejército. Palantir cumplía parcialmente con los requisitos de la RFP, pero sostuvo que el Ejército debería haber utilizado un enfoque por fases para su adquisición. El enfoque por fases primero abriría la competencia para la compra de la plataforma de software a los proveedores comerciales como Palantir, y luego una adquisición por separado abriría la competencia para el componente de servicio de la RFP. Sin un enfoque por fases de este tipo, Palantir y otros distribuidores de tecnología comercial no estarían en condiciones de competir.

Palantir afirmó que el Ejército debe cumplir con un estatuto federal que establece una preferencia para la adquisición de artículos comerciales comunes que sean suficientes para satisfacer las necesidades de una agencia gubernamental. El estatuto federal fue codificado en la Regulación Federal de Adquisiciones (Federal Acquisition Regulation, FAR), que requiere que las agencias utilicen pliegos de condiciones que se asemejen mucho al mercado comercial cuando adquieran artículos comerciales. La FAR además les ordena a las agencias que realicen estudios de mercado antes de emitir una RFP para determinar si los artículos comerciales están disponibles para satisfacer los requisitos de la agencia. Según Palantir, debería tener la oportunidad de competir por el contrato del Ejército, ya que es un proveedor comercial de un producto que cumple con las especificaciones del Ejército.

La GAO no estuvo de acuerdo con Palantir. Aunque el producto de Palantir cumplía con algunas de las especificaciones de la RFP, no existe ningún producto comercial que pueda cumplir con todos los requisitos de la RFP. Palantir no pudo demostrar que la decisión del Ejército de requerir un contratista para toda la RFP no era razonable, que es el umbral necesario para determinar que la decisión del Ejército de rechazar a Palantir fue incorrecta. Además, la GAO reiteró que una agencia de contratación tiene el poder discrecional para determinar sus necesidades y los mejores métodos para ajustarse a las mismas.

El enfoque del Ejército estuvo razonablemente relacionado con su objetivo de adquirir un sistema informático totalmente integrado y con una serie de capacidades específicas, algunas de las cuales estaban disponibles en el mercado y otras no. Aunque el Ejército no tomó en cuenta un enfoque por fases, como el que sugirió Palantir, en última instancia determinó que tendría una mayor probabilidad de éxito al requerir que un solo contratista maneje todos los componentes de la RFP.

¿Qué significa este caso para las adquisiciones en el futuro? En términos generales, el caso Palantir sostiene la proposición de que a las agencias gubernamentales se les da mucha libertad para decidir cómo quieren manejar sus adquisiciones, siempre que los términos de las adquisiciones sean razonables.

Desde un enfoque más estricto, este caso también sostiene la proposición de que las agencias gubernamentales pueden evitar la adquisición de proveedores comerciales de productos que pueden ser suficientes para satisfacer la necesidad de una agencia y, en su lugar, adquirir de contratistas que pueden personalizar un producto o servicio para que satisfaga varias necesidades de la agencia a la vez. Por lo tanto, incluso si una RFP puede ser satisfecha por tres proveedores comerciales independientes y cada uno puede contribuir con algún aspecto del alcance del trabajo de una RFP, una agencia tiene la libertad de emitir una RFP que requiera que un contratista realice todo el alcance del trabajo por sí solo.