Desde el 23 de febrero de este año el Parlamento británico está tramitando el texto legislativo Prisons and Courts Bill. El propósito del proyecto de ley es establecer un nuevo marco normativo y un sistema claro de rendición de cuentas en el sistema penitenciario, fortalecer la seguridad y mejorar la eficiencia y los servicios en los tribunales y reformar el proceso de reclamaciones por latigazo cervical (whiplash claims) en accidentes de tráfico.

En lo que refiere a las whiplash claims, entre noviembre de 2016 y enero de 2017 el Gobierno británico planteó una consulta sobre un paquete de medidas para hacer frente al elevado número y el alto coste de las whiplash claims y su impacto en las primas de los seguros de automóviles.

El Gobierno expresó su preocupación por el hecho de que el volumen de las reclamaciones por lesiones personales relacionadas con accidentes de tráfico, ha crecido un 50% en diez años (460.000 reclamaciones registradas en 2005/2006 frente a 770.000 en 2015/2016). Además el número de reclamaciones sigue siendo elevado a pesar de la reducción del número de accidentes de tráfico notificados a la policía y de mejoras en la seguridad de los vehículos.

El elevado número de reclamaciones de bajo valor económico sigue aumentando el coste de las primas del seguro de automóviles pagadas por los conductores en Inglaterra y Gales. Por otro lado, el Gobierno británico ha expuesto su opinión de que el nivel de indemnización pagado a los demandantes por estas reclamaciones es también desproporcionado con respecto al nivel del perjuicio sufrido y está adoptando medidas para desincentivar las reclamaciones menores, exageradas y fraudulentas.

Una de las novedades más relevantes que establece la Prisons and Courts Bill es la prohibición de transar una reclamación derivada de una whiplash claim, si no se ha aportado el informe médico de la lesión padecida. En este sentido, no se podrá ofrecer, negociar, recomendar o aceptar una indemnización por una whiplash claim antes de que el perjudicado aporte el informe médico oportuno.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos observar una tendencia del legislador británico para controlar el aumento de reclamaciones que conllevan un aumento de las primas de los seguros de automóviles. Esta tendencia, podría en el futuro extrapolarse a las reclamaciones por intoxicaciones alimentarias en establecimientos hoteleros. Existen ciertas similitudes en el transcurso de los acontecimientos en el caso de ambos tipos de reclamaciones, ya que las reclamaciones por intoxicaciones alimentarias en hoteles han crecido también exponencialmente en los últimos años, la tendencia es también a transar los casos sin la aportación de un informe médico.

Por estos motivos, es de esperar que el gobierno británico recoja el testigo de la reforma propuesta en casos de whiplash claims y traslade en el futuro modificaciones similares para las reclamaciones por intoxicación alimentaria.