Sin duda uno de los activos primordiales de una empresa que fabrica o comercializa productos u ofrece servicios, es su marca.

Más allá de que el trámite de registro de una marca garantiza su exclusividad, el derecho a usarla para los productos o servicios solicitados y el derecho de accionar en contra de cualquier tercero por el uso ilegal de la misma, existen otros benefi cios de carácter económico asociados a dicho registro.

Debido a que una marca registrada es un activo intangible, éste tiene de hecho un valor en el mercado que puede ser utilizado en benefi cio de su titular, ya sea para garantizar créditos u obligaciones de corto, mediano o largo plazo.

En la valuación de este tipo de activos intangibles, es necesario tomar en cuenta algunas cuestiones como: (i) la injerencia de la marca dentro del mercado de que se trate; (ii) el valor de las marcas que pudieran ser consideradas como competencia por ofrecer productos o servicios similares; (iii) las ventas y las ganancias que la empresa ha obtenido por el uso de la marca en cuestión y aquellas proyectadas a futuro; (iv) los gastos incurridos por el trámite de registro de la marca, la elaboración de su imagen, estrategias de marketing para posicionarla dentro del mercado relevante, entre otros factores.

Otros benefi cios relacionados con el registro de una marca incluyen:

  1. Benefi cios de carácter fi scal (deducción de impuestos) mediante el pago de una regalía por el uso de la marca a través de un tercero autorizado (licenciatario).

En todos los casos, será necesario celebrar e inscribir el convenio de licencia de uso de marca, a efecto de que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) tome nota de la inscripción del mismo y surta efectos en contra de terceros.

  1. La obtención de un crédito otorgando en garantía los registros marcarios propiedad del solicitante del crédito.

El otorgante del crédito debe cerciorarse de que el contrato de garantía-prenda esté debidamente inscrito ante el citado IMPI.

Como se puede observar, el benefi cio de una marca registrada va más allá de obtener el derecho a usarla de manera exclusiva, y de poder accionar en contra de terceros que la usen sin autorización.

Resulta siempre recomendable acudir con un especialista en materia de propiedad industrial para planear una buena estrategia que permita al titular de la marca explotar en su totalidad el derecho marcario que la autoridad otorgó.