El denominado Internet of Things (“IoT”) o lo que es lo mismo, la aplicación de sistemas electrónicos a objetos cotidianos para permitir la recogida e intercambio de información, se está convirtiendo cada vez más en una realidad, como lo demuestra la gran difusión que están teniendo, entre otros, los automóviles o los relojes interconectados.

En este contexto, la Alianza para la Innovación del “Internet of Things” (“AIOTI”), grupo de trabajo impulsado por la Comisión Europea y la industria vinculada al IoT para avanzar en el proceso de regulación y estandarización de dicho sector, acaba de hacer públicos diversos informes en materia de posibles acciones a desarrollar de aquí al año 2020. Dichos informes pueden consultarse, en inglés, en el siguiente enlace.

En relación con eventuales actuaciones legislativas, la AIOTI afirma que (i) no es preciso regular más en detalle sobre conformidad y responsabilidad por productos, en tanto que el marco normativo actual puede responder de forma adecuada a los problemas que puedan surgir; y (ii) se deben eliminar las barreras existentes derivadas de la normativa actual sobre protección de datos de carácter personal (fomentando, por ejemplo, el uso de datos anonimizados o estudiando cómo se pueden reutilizar los datos recabados para otras finalidades distintas a las inicialmente informadas).

Desde este blog seguiremos los futuros desarrollos legislativos que, como consecuencia de las sugerencias efectuadas por el AIOTI, puedan efectuarse.