El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una sentencia que limita las leyes que protegen el secreto bancario. Mediante esta sentencia se prohíbe a las entidades de crédito denegar una solicitud de información relativa a una cuenta bancaria, en el marco de un procedimiento por violación de un derecho de propiedad intelectual o industrial. 

El asunto comenzó a raíz de una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo Federal de Alemania sobre la compatibilidad de su ley nacional de secreto bancario con la directiva europea relativa al respeto de los derechos de propiedad industrial.

El motivo que suscitó la cuestión prejudicial se remonta al año 2011 cuando la licenciataria en exclusiva de Davidoff Hot Water adquirió un perfume en una plataforma de subastas, realizando el pago en una cuenta del banco Stadtsparkasse Magdeburg. 

Tras confirmar que el perfume era falso, la empresa licenciataria solicitó a la plataforma de subastas que se le facilitara la identidad del vendedor, ya que éste había utilizado un pseudónimo. La plataforma confirmó la identidad asociada al seudónimo, pero el titular negó haber vendido el perfume. 

Dada la falta de información, la licenciataria solicitó al banco que le facilitara el nombre y dirección del titular de la cuenta en la que había hecho el ingreso correspondiente al perfume falsificado. A continuación, el banco se negó a facilitar dicha información basándose en el secreto bancario que reconoce la legislación alemana.

Para acceder a la sentencia pincha aquí