El 9 de febrero de 2016, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (“DOF”), la Resolución Núm. RES/955/2015, por medio de la cual la Comisión Reguladora de Energía (“CRE”) emite la resolución (la “Resolución”) por la que se expiden las metodologías para determinar los precios de ventas de primera mano de las gasolinas y diésel (las “Metodologías”).

ANTECEDENTE

El Decreto publicado el 20 de diciembre de 2013 en el DOF, donde se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en Materia de Energía (el ”Decreto”), así como la Ley de Hidrocarburos (“LH”) y la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética (“LORCME”), ambas publicadas el 11 de agosto de 2014, y el Reglamento de las actividades a que se refiere el Título Tercero de la Ley de Hidrocarburos (el “Reglamento”), publicado el 31 de octubre de 2014, en donde se establecen las atribuciones de la CRE para la regulación de las actividades relacionadas con petrolíferos, donde se señala particularmente que corresponde a la CRE continuar sujetando las ventas de primera mano (“VPM”)1 de petrolíferos y petroquímicos a principios de regulación asimétrica con objeto de limitar el poder dominante de Petróleos Mexicanos (“PEMEX”), en tanto se logra una mayor participación de agentes económicos que propicien el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados.

RESOLUCIÓN

La emisión de Resolución responde a la necesidad de diseñar instrumentos regulatorios consistentes con el objetivo de desarrollar un mercado eficiente y competitivo de suministro de gasolina y diésel. Dichos instrumentos deberán constituir, por un lado, el mecanismo de transición en el proceso de apertura que incentive y haga factible la entrada de nuevos agentes económicos y, por otro lado, la regulación asimétrica prevista en el Artículo Transitorio Décimo Tercero de la LH como política coadyuvante en la protección de los adquirentes de VPM en tanto se desarrolla la competencia en este sector.

La Resolución establece que los precios de las VPM deberán reflejar, entre otros, el costo de oportunidad y las condiciones y prácticas de competitividad en el mercado internacional de dichos producto.

A su vez, la Resolución señala que antes del 29 de febrero de 2016, PEMEX, sus organismos subsidiarios, empresas filiales o divisiones, así como cualquier entidad controlada por dichas personas, deberán realizar las acciones necesarias para adecuar los contratos vigentes de las gasolinas y el diésel a las Metodologías contenidas en la misma.

De igual forma, se establece que PEMEX, sus organismos subsidiarios, filiales o divisiones, y cualquier otra empresa productiva del Estado, o una persona moral, por cuenta y orden del Estado, deberán poner a disposición del público en general, en su portal electrónico, los precios de las gasolinas y el diésel objeto de venta de primera mano, por punto de venta, así como la vigencia de los mismos, los descuentos o diferentes precios que en su caso aplique y los criterios para su otorgamiento, en un plazo máximo de 30 días hábiles contados a partir de la entrada en vigor de la Resolución. Esta información deberá estar permanentemente actualizada.

Finalmente, se señala que la Resolución entra en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.