El día de ayer 29 de octubre de 2015, la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó dos nuevos tributos que aplican a nivel nacional, siendo dichos tributos en síntesis los siguientes:

(1)   Un impuesto a las grandes empresas, denominado ¨Contribución Especial a los Grandes Contribuyentes¨, que grava con la tasa del 5% la ganancia neta total de aquellas grandes empresas domiciliadas o no, que hayan obtenido ganancias netas iguales o superiores a US$500,000.00.

Este impuesto aplica para personas jurídicas, uniones de personas y sociedades irregulares o de hecho. No aplica para personas naturales.

En ese sentido, las grandes empresas además del impuesto sobre la renta que grava sus utilidades a una tasa del 30% y del impuesto a los dividendos sobre los cuales aplica una tasa del 5% (si el accionista no está constituido, domiciliado o residente de un estado de baja o nula tributación o paraíso fiscal) o del 25% (si el accionista está constituido, está domiciliado o es residente de un estado de baja o nula tributación o paraíso fiscal), estarán gravadas con una tasa adicional del 5% sobre sus utilidades netas cuando estas sean iguales o superiores a US$500,000.00. Cabe señalar, que la ley aprobada no contempla ningún tipo de exención, por lo que ésta sería aplicable incluso a contribuyentes que operen bajo un régimen fiscal especial.

Este tributo fue aprobado con 45 votos.

(2)   Un impuesto a los usuarios de servicios de telecomunicaciones denominado "Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia", que grava con la tasa del 5% el consumo de servicios de telecomunicación (telefonía fija y móvil, internet, televisión por cable) y la adquisición e importación de dispositivos necesarios para hacer uso de dichos servicios de telecomunicación.

Este impuesto recae sobre los usuarios de telefonía.

Este tributo fue aprobado con 48 votos.