El 24 y 25 de Septiembre, el condado de Miami-Dade realizó un instituto de las P3 denominado “The P3 Pipeline: A Forum for the Private Sector” (La vía de las P3: un foro para el sector privado). Entre los temas tratados en el instituto, se encontró una medida que actualmente se encuentra ante la Legislatura de Florida, si esta se promulga, hará que el proceso de adquisición de las P3 sea más fácil para todas las partes involucradas.

Dos proyectos de ley, el proyecto de ley de la Cámara de Representantes 97 y el proyecto de ley de Cámara de Representantes 95, han pasado a los comités de la Cámara y están avanzando a través del proceso legislativo. El proyecto de ley (House Bill, HB) 97, conocido como “Registros públicos y reuniones públicas”, actualmente está en el Comité de Asuntos Estatales. El HB 95, un proyecto de ley paralelo conocido simplemente como “Colaboraciones público-privadas”, está en el Comité de Asignaciones. La aprobación por parte de todos los comités legislativos requeridos es un paso necesario antes de que estos proyectos puedan introducirse en la sesión legislativa de 2016.

Si se promulga, el HB 97 exime a las propuestas P3 no solicitadas realizadas por entidades públicas responsables de los requisitos para registros públicos y reuniones públicas durante un período de tiempo específico. El HB 95, un proyecto de ley corolario, revisa disposiciones en relación con entidades públicas y propuestas no solicitadas para proyectos calificados. Al hacer esto, el HB 95 amplía la lista de entidades autorizadas para realizar P3 para incluir a universidades estatales, distritos especiales, distritos escolares (en lugar de consejos escolares) e instituciones incluidas en el sistema de universidades del estado.

Otro tema relacionado, el patrocinador del proyecto de ley, el diputado Greg Staube (R-Sarasota), declaró que varios legisladores estatales (sin nombrar a los legisladores específicamente) están tratando la posibilidad de tener una oficina estatal centralizada que pueda ofrecer información experta sobre la adquisición de colaboraciones públicas-privadas a los condados de Florida. La oficina podría tener sede en una agencia estatal existente, como el Departamento de Servicios de Gestión o Enterprise Florida, para ahorrar dinero.