El mes pasado se publicó el Reglamento de la Ley de Regulación de Precios de Transferencia, que se basa en el principio de libre o plena competencia (arm’s length) donde las transacciones entre partes relacionadas deben manejarse con precios de mercado, es decir, aquellos usados en transacciones comparables entre partes independientes que se encuentren en condiciones similares.

El reglamento determina quiénes son considerados partes relacionadas, cómo se debe llevar a cabo el análisis de comparabilidad, y los métodos para determinar el valor de las operaciones comerciales y financieras en condiciones de libre competencia. Asimismo, la ley regula las transacciones con personas residentes o domiciliadas en “paraísos fiscales”, definidos por la nueva ley y que antes no había sido reconocidas con entidades singulares.

Las empresas deberán presentar a la Administración Tributaria una declaración jurada informativa de precios de transferencia entre el 1 de enero y el 31 de abril de cada año, excepto la del año fiscal 2014 que se deberá presentar en los 3 meses siguientes a la publicación del reglamento.

Las sanciones por el incumplimiento a la Ley de Regulación de Precios de Transferencia oscilan entre USD 5,000.00 y USD 20,000.00.