La Presidencia de la República publicó en el Diario Oficial de la Federación el 26 de marzo de 2015 el “Decreto por el que se otorgan medidas de apoyo a la vivienda y otras medidas fiscales” (el “Decreto”), mismo que incluye, entre otros temas, una condonación del pago del impuesto al valor agregado (“IVA”) y sus accesorios que se hayan causado hasta el 31 de diciembre de 2014 a los contribuyentes por la enajenación de suplementos alimenticios. Para esto, es necesario que:

  1. El IVA no haya sido trasladado ni cobrado al adquirente de dichos bienes
  2. Se traslade, cobre y pague el IVA por la enajenación de suplementos alimenticios a partir del ejercicio fiscal del 2015
  3. Se presente a más tardar el 30 de abril de 2015 por cada uno de los ejercicios fiscales en los que se aplique el beneficio la información sobre el valor de las enajenaciones de suplementos alimenticios por los que aplicaron la tasa del 0%, separando las enajenaciones realizadas con el público en general de las demás enajenaciones.

Para efectos del Decreto, se define como “suplementos alimenticios” como aquellos que se encuentran elaborados con una mezcla de productos de diversa naturaleza (químicos, hierbas, extractos naturales, vitaminas, minerales, etc.) y cuya finalidad consiste en otorgarle al cuerpo componentes en niveles superiores a los que obtiene de una alimentación tradicional, siendo su ingesta opcional y en ocasiones contienen advertencias, limitantes o contraindicaciones respecto a su uso o consumo.

Dicha condonación no será aplicable a créditos fiscales determinados respecto de los cuales los contribuyentes hayan interpuesto algún medio de defensa, salvo que los contribuyentes se desistan o cuando los adeudos hubiesen quedado firmes por una resolución o sentencia definitiva, dentro de los sesenta día naturales siguientes a la entrada en vigor del Decreto.

Asimismo, el Decreto permite aplicar este beneficio a aquellos contribuyentes que se encuentren pagando a plazos el IVA omitido por lo que corresponde al saldo insoluto que se tenga de dicho adeudo a la fecha de entrada en vigor del Decreto. Igualmente, será aplicable a quienes se encuentren sujetos a un procedimiento administrativo de ejecución o bajo las facultades de comprobación de las autoridades, en la medida en la que manifiesten que aplicarán el beneficio del Decreto.