Desde enero de 2016 es posible presentar solicitudes de patentes en Andorra.

Una de las características principales del sistema de patentes de Andorra consiste en la ausencia de examen de fondo de las solicitudes. 

Además, el Principado de Andorra goza de una legislación fiscal muy favorable que pretende incentivar la protección de las invenciones.