Tanto el sector retail catalán como los consumidores nos estamos preparando ya para el período tradicional de rebajas y, como el pasado año, esta cuestión no está exenta de polémica.

El pasado 14 de abril, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el auto núm. 67/2015 del Tribunal Constitucional mediante el que se confirmaron los efectos suspensivos de los artículos 1.2 b, 2.1, apartados i) y j) y 16.10 de la Ley catalana 3/2014, de 19 de febrero, de horarios comerciales y de medidas para determinadas actividades de promoción. O lo que en llanas palabras se traduce en que se mantiene la suspensión de la vigencia y aplicación del articulado autonómico relativo a los horarios de apertura y cierre de los establecimientos comerciales, así como la determinación de los períodos de rebajas.

Recordemos que tal suspensión se produjo ya el 4 de diciembre de 2014 con la publicación en el Boletín Oficial del Estado del recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Estado contra los citados preceptos de la norma catalana.

Conviene en este punto destacar, que tras el recurso de inconstitucionalidad y la correspondiente suspensión de vigencia de los preceptos impugnados, el Alto Tribunal tuvo de nuevo la oportunidad de pronunciarse en torno al mantenimiento de la suspensión de los mismos para acabar manteniendo la suspensión en materia de horarios comerciales y período de rebajas.

Por el contrario, el Tribunal Constitucional acordó levantar los efectos suspensivos que regían para los artículos definitorios de los municipios turísticos. Ello quiere decir que si el Alto Tribunal hubiera considerado innecesario mantener la suspensión de los preceptos autonómicos más restrictivos en materia de determinación de los periodos de rebajas, habría levantado la suspensión también en este sentido. Y, en consecuencia, los comerciantes tendrían que someterse, por ende, a la norma autonómica. Sin embargo, el Tribunal Constitucional no levantó la suspensión de esa materia.

Así las cosas, a nuestro modo de ver, puede defenderse que desde diciembre del pasado año resulta de aplicación la ley básica estatal que establece la libertad horaria tanto para la apertura y cierre de los establecimientos como para la fijación extensiva de los periodos de rebajas. Y, por ende, los comerciantes tendrían libertad para fijar los periodos de rebajas según sus propios criterios sin estar sujetos al periodo tradicional comprendido entre el 7 de enero y el 6 de marzo, también en la próxima campaña de Navidad.

Sin perjuicio de lo anterior, la campaña navideña de 2014 (así como la veraniega de 2015), estuvo sacudida por una disputa entre administración central y autonómica, como una pugna regulatoria en un sector del cual penden múltiples réditos de distinta índole económica, política y social. Y ello motivado por la distinta interpretación que la administración autonómica, en este caso, la Generalitat de Cataluña, realiza de la suspensión de vigencia de los preceptos indicados.

La Generalitat de Catalunya podría optar, de forma errónea en nuestra opinión, por la incoación de procedimientos sancionadores en aquellos casos en que los comerciantes catalanes decidan no sujetarse al periodo clásico de rebajas y decidan fijarlas según sus propios criterios.

A nuestro modo de ver, la ausencia de un ulterior pronunciamiento del Tribunal Constitucional y en la medida en que se mantenga la suspensión de aplicación y vigencia indicada, conduce a la aplicación, sine die, de la normativa estatal básica. En este ínterin legislativo y/o judicial, los actores que forman parte del escenario comercial catalán, comerciantes y consumidores, se verán incursos en un ambiguo marco regulatorio, el cual podría ser objeto de interpretaciones distintas según la administración que corresponda.

Para acabar con las disputas ocasionadas en torno a esta normativa y siendo el comercio minorista un sector tan sensible y relevante para la economía de cualquier región, se hace preciso una sentencia que confirme o derogue el articulado recurrido de la Ley 13/2014 y que confiamos se produzca a lo largo del 2016.