Mediante Decreto Legislativo Número 399 de fecha 14 de abril de 2016, la Asamblea Legislativa de la República de El Salvador declaró el 10 de mayo de cada año como "Día de la Madre" con asueto nacional remunerado para el sector público y privado, incluyendo a los empleados y trabajadores de la Administración Pública y Municipal, Instituciones Oficiales Autónomas y Semi-Autónomas, inclusive el Instituto Salvadoreño del Seguro Social y la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, y demás trabajadores de planilla en general de toda la República, que laboren en cualquiera de los organismos antes mencionados; en reconocimiento al esfuerzo y dedicación que las madres brindan a sus hijos e hijas en su crecimiento y desarrollo integral.

El mencionado decreto legislativo entrará en vigencia ocho días después de su publicación en el Diario Oficial.