Recientemente, la agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings otorgó a Nicaragua la nueva calificación B+. Esta es la primera vez que Fitch califica a Nicaragua.

Esta calificación confirma la estabilidad macroeconómica de Nicaragua, la cual ya ha sido destacada durante varios años por organismos internacionales y agencias especializadas. El país espera que esta calificación contribuya a reducir los costos de futuros financiamientos, tanto para el sector público como para el sector privado, y continúe atrayendo nuevas inversiones.

“Esto es relevante, porque si el país alcanza una mejor calificación, entonces los bancos privados también pueden ofrecer tasas de interés más atractivas. En la medida que tenemos más agencias observando a Nicaragua, esto va a atraer inversiones”, señaló Ovidio Reyes presidente del Banco Central de Nicaragua (“BCN”).

Además explicó que la nueva calificación de la agencia Fitch facilita a los inversionistas extranjeros una lectura objetiva de la realidad económica de Nicaragua, la cual está estable y consolidada, apuntando siempre al crecimiento.

El presidente del BCN, destacó que ahora Nicaragua cuenta con la calificación positiva de dos importantes agencias internacionales: Moody’s y Fitch. Para el próximo año, la meta es obtener la calificación de Standard & Poor’s.