El 15 de febrero de 2016, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (“DOF”) la Resolución Núm. RES/995/2015 (la “Resolución”), por medio de la cual la Comisión Reguladora de Energía (“CRE”), expide las disposiciones administrativas de carácter general en materia de protección al usuario final de bajo consumo de gas natural (las “Disposiciones”).

ANTECEDENTE

El Decreto publicado el 20 de diciembre de 2013 en el DOF en el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en Materia de Energía (el ”Decreto”), así como la Ley de Hidrocarburos (“LH”) y la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética (“LORCME”), ambas publicadas el 11 de agosto de 2014 en el DOF, y el Reglamento de las actividades a que se refiere el Título Tercero de la Ley de Hidrocarburos (el Reglamento), publicado el 31 de octubre de 2014, mismo que abrogó el Reglamento de Gas Natural publicado previamente en el DOF el 8 de noviembre de 1995.

DISPOSICIONES

Las Disposiciones tienen por objeto establecer los lineamientos a los que deberán sujetarse los comercializadores y los distribuidores que oferten servicios de comercialización de gas natural a Usuarios Finales de Bajo Consumo1, a fin de evitar un abuso y ejercicio de poder indebido en perjuicio de dichos usuarios. Dentro de las disposiciones se encuentran diversos apartados, tales como: (i) la transmisión de responsabilidades y legítima propiedad; (ii) la celebración del contrato; (iii) las modalidades de servicio; (iv) los Servicios de Valor Agregado2; (v) la calidad del gas natural; (vi) el procedimiento para la atención de quejas, y (vii) la solución de controversias, entre otras.

En relación a la transmisión de responsabilidades y legítima propiedad, se establece que el Permisionario Obligado3 responderá ante el Usuario Final de Bajo Consumo de cualquier daño o responsabilidad directa sobre el gas natural entregado y sobre cualquier afectación que le pudiera ocasionar, siempre y cuando dicha afectación sea comprobada al Permisionario Obligado. En su caso, el Permisionario Obligado podrá protegerse de dichas responsabilidades a través de los contratos que pacte con los prestadores de los Servicios de Suministro4 o los Servicios de Valor Agregado, pero en ningún caso podrá trasladar las mismas para que los citados usuarios las hagan efectivas, de manera directa, frente a los prestadores de los servicios señalados.

Por lo que respecta a la celebración del contrato, se establece que los Permisionarios Obligados deberán presentar, para aprobación de la CRE, el modelo de contrato para prestar los servicios de suministro que pretendan suscribir con los Usuarios Finales de Bajo Consumo, así como el formato de solicitud correspondiente.

En cuanto a las modalidades de servicio, se menciona que el Permisionario Obligado deberá incluir, como parte del modelo de Contrato, las modalidades de servicio que ofrecerá, así como poner a disposición del Usuario Final de Bajo Consumo, como mínimo, una modalidad de servicio volumétrico bajo el cual: (i) el Usuario Final de Bajo Consumo no asumirá la responsabilidad de Servicios de Suministro que impliquen la reserva de capacidad en firme o cantidades fijas de gas natural, y (ii) el volumen de consumo del Usuario Final de Bajo Consumo podrá variar sin restricción alguna, sin penalización, entre cero y el límite máximo de consumo fijado.

Por lo que respecta a los Servicios de Valor Agregado, se señala que el Permisionario Obligado podrá prestar a los Usuarios Finales de Bajo Consumo Servicios de Valor Agregado (tales como servicios financieros, contratación de instrumentos financieros de cobertura, revisión y mantenimiento de instalaciones, entre otros), los cuales deberán pactarse en el contrato respectivo, a elección del Usuario Final de Bajo Consumo, y deberán ser facturados de manera desglosada y que bajo ninguna circunstancia se podrá entender que el Usuario Final de Bajo Consumo acepta estos servicios de manera tácita, así como que la contratación del servicio de comercialización no podrá estar condicionada a la prestación de Servicios de Valor Agregado.

Se señala también, en cuanto a calidad del gas natural, que el Permisionario Obligado deberá entregar al Usuario Final de Bajo Consumo gas natural que cumpla con la norma oficial de gas natural.

También se establece que el Permisionario Obligado deberá contar con un servicio gratuito y permanente de recepción de reclamaciones y quejas, por medio del cual el Usuario Final de Bajo Consumo podrá presentar reclamaciones y quejas sobre los servicios dentro de los sesenta (60) días siguientes a la fecha de conocimiento de los sucesos que den origen a la reclamación, para lo cual el Permisionario Obligado deberá dar respuesta dentro de un plazo de diez (10) días hábiles.

Para efectos de satisfacer lo anterior se establece que el Permisionario Obligado deberá contar con un registro cronológico en relación al cual realizará estadísticas trimestrales para presentarlas ante la CRE.

Se señala también que las controversias entre el Permisionario Obligado y los Usuarios Finales de Bajo Consumo que se susciten en relación con el contrato de suministro se resolverán conforme a los procedimientos previstos en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Como disposiciones transitorias se señala que los distribuidores que a la fecha de la entrada en vigor de las Disposiciones ofrezcan el servicio de distribución con comercialización a cualquier tipo de usuario, podrán continuar prestando dicho servicio en los términos pactados. Para los efectos anteriores, los contratos de prestación de servicio que a la fecha se tengan registrados ante la Procuraduría Federal del Consumidor podrán prevalecer en sus términos, en tanto éstos se modifican para dar cumplimiento a las Disposiciones, así como a las que resulten aplicables al servicio de Distribución, en su caso. Lo anterior, sin perjuicio de que los usuarios puedan ejercer, en plena libertad, la decisión de cambiar de suministrador, en cuyo caso los distribuidores deberán otorgar acceso abierto a la prestación del servicio de distribución simple.

De igual forma, se establece que los distribuidores podrán continuar prestando servicios de suministro a usuarios que no sean los Usuarios Finales de Bajo Consumo, por un periodo máximo de un año, contado a partir de la entrada en vigor de las Disposiciones.

Finalmente se establece que la resolución y las Disposiciones entran en vigor al día siguiente a su publicación en el DOF.