El Tribunal General de la UE ha resuelto definitivamente el caso que enfrentaba a Cadbury con Mederer respecto al término 'Gummy'. En la sentencia de 26 de febrero, el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) ha fallado a favor de Cadbury y ha confirmado la exclusiva de ésta, como titular de la marca, para usar este término en el territorio español.

El tema se remonta a abril de 2010, cuando la alemana Mederer solicitó el registro en la Unión Europea de la marca Gummi Bear-Rings. Cadbury presentó una oposición ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), por entender que esta marca podría generar confusión con sus marcas Gummy registradas con anterioridad. La OAMI dio la razón a Cadbury, pero la multinacional alemana decidió recurrir la decisión ante el TGUE.

El tribunal expone que la marca gummy se ha convertido en un término altamente distintivo en España, por lo tanto, esto imposibilita que otras marcas lo utilicen de un modo descriptivo para identificar una golosina junto con otros signos. De otra forma, se generaría un aprovechamiento de la reputación ganada en tierras españolas por la marca de golosinas de Cadbury.

Para tomar su decisión, el TGUE ha llevado a cabo el correspondiente análisis comparativo de los signos en liza y ha determinado que el vocablo gummy se reproduce en la marca de Mederer en su casi totalidad, pese a la diferencia de grafía que existe por cambiar la letra “y” por una “i”, siendo por lo demás evidente la coincidencia fonética. Por otro lado, también ha apuntado que se trata de un término de fantasía, que no tiene un significado para el público general español.

Así pues, con esta resolución se confirma que Cadbury siga siendo la única compañía que puede utilizar el término gummy en España. No obstante, esta resolución todavía no es firma pudiendo ser recurrida ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea hasta finales de abril de este año.