El Tribunal de Première Instance (Greffe Civil) de Bruselas ha prohibido recientemente a Facebook, a raíz de una demanda de la Comisión para la Protección de la Privacidad de Bélgica, que trate y rastree los hábitos de navegación de los usuarios sin cuenta en Facebook.

Estos usuarios sin cuenta son personas que han navegado en la página de inicio de la red social o en la del perfil de un amigo o de una empresa, sin tener cuenta propia. El hecho de no tener cuenta propia implica que estos usuarios no registrados no han tenido ocasión de dar su consentimiento para que Facebook utilice sus datos personales. Este ha sido el motivo por el que el tribunal belga ha fallado en contra de Facebook.

La sentencia del tribunal belga no reconoce ninguno de los argumentos de Facebook, quien incluso llegó a alegar la falta de competencia del órgano. En este sentido, Facebook argumentó que sólo tiene competencia la autoridad competente del estado donde se encuentre el establecimiento que se encarga de tratar los datos, en su caso, la autoridad de protección de datos personales irlandesa.

Así, el tribunal da a Facebook un plazo de 48 horas para poner fin al tratamiento de datos, bajo pena de multa de 250.000 al día, que deberá abonar a la Comisión para la Protección de la Privacidad de Bélgica en caso de incumplimiento. Sobre esta decisión se ha manifestado Bart Tommelein, secretario de Estado para la Protección de la Privacidad, quien ha mostrado su satisfacción por esta nueva sentencia, apuntando que Bélgica, “incluso siendo un país pequeño, cuenta”.

Estaremos pendientes a posibles procedimientos similares en nuestro país ya que, según se ha apuntado, las autoridades de protección de datos de los diferentes Estados Miembros podrían seguir el ejemplo de las autoridades belgas.