El Tribunal Supremo estima que no vulnera los artículos 40 y 41.7 ET, sobre movilidad geográfi ca y modifi cación sustancial de las condiciones de trabajo, el convenio colectivo que regula los traslados de centro de trabajo que no implique un cambio de domicilio, encuadrándose en una modifi cación no sustancial o accidental de las condiciones de trabajo, justifi cada por la potestad organizativa y de dirección del empresario.

Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de julio de 2016 >>

El sindicato de trabajadores pretendía la nulidad del precepto del convenio colectivo que habilitaba a la empresa a desplazar al personal laboral a otro centro de trabajo de diferente localidad situado, como máximo, a una distancia de 50 kilómetros de su centro de trabajo, y por duración no superior a 12 meses en un periodo de tres años, siempre que concurrieran razones económicas, técnicas, organizativas o de mejor prestación de los servicios públicos que lo justificaran.

Asimismo, dicho convenio establecía que dicho desplazamiento temporal no generaba derecho a compensación por gastos derivados del mismo ni a días adicionales de permiso. 

El Tribunal Supremo considera que el precepto impugnado no infringe las normas legales, por regular desplazamientos temporales que no requieren cambios de residencia, con lo que no se trata de una movilidad geográfi ca regulada en el artículo 40 ET. 

Igualmente, tampoco se trata de una modifi cación sustancial de las condiciones de trabajo del artículo 41 ET, cuyo apartado 7 remite al citado artículo 40 ET. En concreto, el traslado de centro de trabajo sin cambio de domicilio y respetando la categoría y funciones, se viene considerando como una modifi cación no sustancial o accidental de las condiciones de trabajo, encuadrable dentro de la potestad organizativa y de dirección del empresario y, en consecuencia, regulable por convenio colectivo.