En días recientes, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió la contradicción de tesis suscitada entre criterios emitidos por diversos Tribunales Colegiados de Circuito, respecto a la validez legal de la limitación a los salarios caídos, la cual fue incluida dentro del reformado Artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, determinando que dicha medida sí es constitucional y no transgrede los derechos humanos de los trabajadores.

Como parte de los argumentos para sustentar su decisión, dicha Sala estableció que la limitación referida no vulnera el principio de progresividad que la propia Constitución tutela en relación con los derechos humanos, toda vez que se sigue previendo la posibilidad de que los trabajadores que estimen haber sido despedidos injustificadamente reclamen, ya sea su reinstalación o una indemnización, tal y como requieren los tratados internacionales sobre estándares mínimos de empleo. Por lo tanto, mediante la reforma, el Congreso únicamente modificó la manera de calcular la sanción consistente en el pago de salarios caídos, lo cual se encuentra dentro de sus prerrogativas.

De igual manera, la Segunda Sala estimó que el límite de 12 meses de salarios caídos más el interés respectivo para el caso de que el juicio exceda dicho plazo, resulta proporcional y razonable, en virtud de que se pretende evitar que los procedimientos se prolonguen de manera artificial con el único propósito de incrementar la posible condena derivada de salarios caídos.

Es importante tener en cuenta que al tratarse de una sentencia derivada de una contradicción de tesis, la misma es vinculante y obligatoria para todos los Tribunales Colegiados de Circuito, así como para todas las Juntas de Conciliación y Arbitraje en el país.