En septiembre de 2013, usuarios de la red social LinkedIn presentaron una demanda colectiva ante un tribunal de California (en concreto, el District Court for the Northern District of California), alegando una infracción de sus derechos como consecuencia del envío de correos electrónicos masivos por parte del operador de esta red social en Estados Unidos sin haber obtenido el previo y correspondiente consentimiento por parte de los usuarios.

Tras dos años de disputas y conforme al documento hecho público por el tribunal californiano, LinkedIn Corporation ha acordado el pago de 13 millones de dólares estadounidense a aquellos usuarios que han hecho uso de la herramienta “Add Connections” entre el 17 de septiembre de 2011 y el 31 de octubre de 2014. Dicha herramienta permite permite a sus usuarios agregar contactos a través del correspondiente envío de correo electrónico con el conocido texto “Me gustaría añadirte a mi red de contactos en LinkedIn”. Sin embargo, cuando un usuario receptor de dicha invitación no la aceptaba, continuaba recibiendo mensajes de correo adicionales recordando a dicho usuario que la invitación está pendiente de ser aceptada “La invitación de [usuario] espera tu respuesta”. Estos mensajes recordatorios se enviaban sin que existiera previo consentimiento del usuario que envió la invitación inicial para conectar.

Conforme a este procedimiento, mientras el envío del correo electrónico inicial sí cuenta con el consentimiento del usuario, el envío de los correos adicionales posteriores se realizaría por la red social sin el previo consentimiento de los usuarios. Esta circunstancia fue la que dio lugar al proceso, alegándose por los demandantes que ese tipo de envíos posteriores constituía correo no deseado cuyo envío no tenía cobertura legal alguna.

La indemnización pactada entre las partes se repartirá entre los usuarios afectados. Asimismo, y en virtud de este acuerdo, LinkedIn ha accedido a modificar sus términos y condiciones en Estados Unidos, implementando los cambios necesarios en la plataforma que permitan a los usuarios eliminar la opción de enviar correos electrónicos recordatorios a los usuarios que no hayan aceptado la correspondiente invitación.

Téngase en cuenta que este acuerdo ha sido adoptado en el marco de un procedimiento judicial estadounidense y lo ha suscrito LinkedIn Corporation, sociedad con la que han contratado aquellos usuarios que residen en Estados Unidos. Los usuarios residentes fuera de Estados Unidos han suscrito el acuerdo con LinkedIn Ireland, por lo que en principio el acuerdo y la correspondiente indemnización no resultarían de aplicación a los usuarios españoles.