Las empresas Take-Two Interactive y Visual Concepts, desarrolladoras del conocido videojuego “NBA 2K”, han sido demandadas por la reproducción no autorizada de los tatuajes de algunos de los jugadores más conocidos del mundo baloncestístico. 

En concreto, parece que la compañía Solid Oak Sketches, dedicada al mundo de los tatuajes, ha presentado una demanda contra las mencionadas empresas argumentando que ostenta los derechos de autor sobre los dibujos que lucen en la piel jugadores de la talla de LeBron James o Kobe Bryant, no habiendo sido licenciados oportunamente para su uso en el videojuego “NBA 2K”.

La demandante, que parece reclamar por la autoría de hasta ocho creaciones, habría requerido a Take-Two y Visual Concepts con anterioridad a la interposición de la demanda con el objetivo de tratar de llegar a un acuerdo de licencia por el uso de sus tatuajes en el videojuego. Sin embargo, según parece, las conversaciones mantenidas no llegaron a buen puerto y han dado lugar a la demanda que comentamos.

Esta no es la primera vez que el uso no autorizado de los tatuajes causa un quebradero de cabeza a la industria del videojuego. En el año 2014, el autor del tatuaje que luce el luchador de la UFC Carlos Condit, ya reclamó por su uso no autorizado en el conocido “UFC Undisputed 3”.

Recordemos que en nuestro ordenamiento jurídico, todas las creaciones artísticas se encuentran protegidas en el marco de la Ley de Propiedad Intelectual otorgando a su creador tanto protección moral como patrimonial de su obra.