El jueves 2 de junio de 2017, la Asamblea Legislativa de El Salvador, aprobó la LEY TRANSITORIA PARA REGULARIZAR LA SITUACIÓN TRIBUTARIA DE LOS CONTRIBUYENTES Y FACILITAR EL PAGO DE OBLIGACIONES TRIBUTARIAS A FAVOR DEL ESTADO, a través de la cual se concede una amnistía fiscal durante el plazo de 90 días contados a partir de la fecha de entrada en vigencia de dicho decreto, el cual exonera del pago de intereses y multas.

La referida amnistía fiscal es aplicable a obligaciones tributarias pendientes de pago relativas a los diferentes impuestos internos que administra la Dirección General de Impuestos Internos, así como a derechos e impuestos a la importación que administra la Dirección General de Aduanas.

El pago puede hacerse instantáneamente y debe hacerse durante la vigencia del referido decreto legislativo, con excepción de los montos que superen los US$500,000.00, respecto de los cuales, podrá autorizarse un plazo adicional de doce meses contados desde la fecha en que el contribuyente se ampare al decreto y en los casos de dación en pago de inmuebles hasta ciento ochenta días.

 El decreto de amnistía contempla una serie de casos que pueden acogerse a la amnistía, que comprende casos de contribuyentes que no han presentado declaraciones tributarias, de aquellos que declararon pero no declararon la totalidad de los hechos generadores, así como de aquellos que se encuentren en etapas de fiscalización, audiencia y apertura a pruebas o en recursos ante instancias administrativas o jurisdiccionales.