El pasado 11 de julio del 2015 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto Ley 9/2015, de 10 de julio, de medidas urgentes para reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes del impuesto sobre la renta de las personas físicas y otras medidas de carácter económico (RDL 9/2015).

A continuación se exponen las modificaciones introducidas por el Real Decreto Ley 9/2015 en relación con los tipos de retención y las escalas de gravamen aplicables en el 2015 al impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), al impuesto sobre la renta de no residentes (IRNR) y al impuesto sobre sociedades (IS).

1. Impuesto sobre la renta de las personas físicas

1.1. Rendimientos del trabajo

Se introduce una nueva escala general estatal aplicable desde el 1 de enero del 2015, la cual deberá complementarse con la correspondiente escala autonómica. La nueva escala supone un avance en los tipos de gravamen marginales cuya aplicación estaba inicialmente prevista para el 2016. 

Escala general estatal

Haga clic aquí para ver la tabla.

Como consecuencia de lo anterior, se introduce una nueva escala de retenciones para los rendimientos satisfechos a los trabajadores por cuenta ajena, que supone asimismo una rebaja en los tipos que venían aplicándose desde enero del 2015. La nueva escala de tipos de retención será obligatoria para el tipo de retención o ingreso a cuenta aplicable a los rendimientos del trabajo que se satisfagan o abonen a partir del 1 de agosto. No obstante, los pagadores podrán optar por aplicar la nueva escala desde la entrada en vigor del Real Decreto Ley 9/2015, es decir, el pasado 12 de julio. 

Haga clic aquí para ver la tabla.

Resulta necesario resaltar que, para calcular el nuevo tipo de retención, se tendrán en cuenta la nueva escala y las retribuciones obtenidas desde el 1 de enero del 2015, lo que determinará que el nuevo tipo de retención sea menor a los efectos de corregir el exceso de retención soportado en las nóminas correspondientes a los meses anteriores, haciendo de esta forma efectiva la rebaja con efectos desde el 1 de enero del 2015.

1.2. Rendimientos de actividades profesionales

Con respecto a los rendimientos derivados de actividades profesionales, se produce una reducción del tipo de retención al 15 % (antes 19 %) para aquellos rendimientos que sean satisfechos o abonados con posterioridad al 12 de julio y con independencia de su nivel de ingresos. 

Como consecuencia de la rebaja anterior, se produce asimismo una reducción del 9 % al 7 % en el tipo de retención o ingreso a cuenta aplicable a los rendimientos satisfechos a profesionales durante los tres primeros años de inicio de su actividad empresarial (siempre y cuando se cumplan los correspondientes requisitos previstos en la normativa del impuesto sobre la renta de las personas físicas).

1.3. Rentas del ahorro

Se aprueba la nueva escala del ahorro estatal de aplicación desde el pasado 1 de enero del 2015, cuyos tipos de gravamen oscilan entre los que resultaban de aplicación para el 2015 y los previstos para el 2016.

Escala de rentas del ahorro

Haga clic aquí para ver la tabla.

A este respecto, el tipo de retención sobre rentas del ahorro aplicable a partir del 12 de julio del 2015 es el 19,5 % (19 % en el 2016 y siguientes).

1.4. Otros

Se adjunta como anexo I un cuadro comparativo elaborado por la Administración tributaria sobre las modificaciones introducidas en las retenciones e ingresos a cuenta del IRPF de las diferentes rentas.

Respecto a las retenciones que se detallan en el cuadro comparativo, cabe mencionar que serán de aplicación los nuevos tipos de retención introducidos por el Real Decreto Ley 9/2015 cuando la obligación de retener o ingresar a cuenta nazca con posterioridad al 12 de julio del 2015; en caso de que la obligación de retener o ingresar a cuenta fuese anterior, se mantendrán los anteriores tipos de retención.

2. Impuesto sobre sociedades

El Real Decreto Ley 9/2015 establece que desde el 1 de enero del 2015 hasta el 11 de julio del 2015 el porcentaje general de retención o ingreso a cuenta es del 20 % y, desde el 12 de julio del 2015 hasta el 31 de diciembre del 2015 es del 19,5 % (en el ejercicio 2016 y siguientes será del 19 %).

En cuanto al tipo de gravamen aplicable en este impuesto, permanece inalterado, manteniéndose los tipos de gravamen aprobados por la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

3. Impuesto sobre la renta de no residentes

Se estipula la modificación del tipo de gravamen aplicable en el 2015, estableciendo que, para los impuestos devengados con anterioridad al 12 de julio, el tipo de gravamen será del 20 %, mientras que para los devengados con posterioridad, será del 19,5 % (ejercicio 2016 y posteriores: 19 %), siendo aplicable la mencionada modificación a las siguientes rentas: 

  • Con carácter general, cuando se trate de rentas obtenidas en España sin mediación de un establecimiento permanente por contribuyentes residentes en otro Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo con el que exista un efectivo intercambio de información tributaria. 
  • Dividendos y otros rendimientos derivados de la participación en los fondos propios de una entidad; intereses y otros rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios, y ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales.
  • Para las rentas obtenidas por establecimientos permanentes de entidades no residentes que sean transferidas al extranjero.

En cuanto al resto de los rendimientos sujetos al impuesto sobre la renta de no residentes, no se ha modificado el tipo de gravamen ni, en consecuencia, el tipo de retención.