El 26 de marzo de 2015 la Presidencia de la República publicó en el Diario Oficial de la Federación, el “Decreto por el que se otorgan medidas de apoyo a la vivienda y otras medidas fiscales” (el “Decreto”). Entre otros beneficios fiscales, dicho documento contempla un estímulo fiscal en materia del impuesto al valor agregado (“IVA”).

En particular, el Decreto otorga un estímulo fiscal a los contribuyentes que presten servicios parciales de construcción de bienes inmuebles destinados a casa habitación, siempre y cuando el prestador del servicio proporcione la mano de obra y materiales. Dichos servicios se deberán haber prestado al propietario del inmueble, quien deberá ser el titular del permiso, licencia u autorización de la construcción. No será aplicable el presente estímulo en construcción de inmuebles que se destinen a fines distintos a casa habitación.

Dicho estímulo consistirá en otorgar al contribuyente con un monto equivalente al 100% del IVA que se cause por la prestación de dichos servicios y se aplicará contra ese IVA causado.

En este sentido, dicho monto asemeja a un crédito fiscal con el cual se busca evitar que exista un flujo en el IVA, neutralizando cualquier efecto financiero que usualmente deriva en el pago de este tipo de impuesto. En este sentido, de manera confusa el Decreto señala que los contribuyentes que opten por este beneficio deberán de considerar dichos servicios como actividades “por las que no se debe pagar el IVA y producirá los mismos efectos legales”. Sin embargo, quien aplique el estímulo se considerará que cumple con la obligación de trasladar, cobrar y pagar el IVA respetivo.

Cabe señalar que para estar en condiciones de aplicar el estímulo fiscal antes descrito, es necesario que los contribuyentes cumplan con los siguientes requisitos:

  1. No se deberá trasladar el IVA al prestatario de los servicios antes referidos
  2. Expedir comprobantes fiscales que amparen únicamente los servicios parciales de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, mismos que deberán incluir el domicilio del inmueble en el que se prestan dichos servicios y el número de permiso, licencia o autorización de construcción obtenido por el prestatario.
  3. Recabar del prestatario de los servicios una manifestación en la que se asiente: i) que los inmuebles en construcción se destinarán a casa habitación, ii) el número de licencia, permiso o autorización de construcción correspondiente y, iii) Su voluntad de asumir responsabilidad solidaria por el IVA derivado de dichos servicios, en caso que se altere el destino de casa habitación.
  4. Manifestar en la declaración del IVA el monto de los servicios parciales de construcción de inmuebles destinados a casa habitación como una actividad por la que no se debe pagar dicho impuesto.

Adicionalmente, los contribuyentes que apliquen el presente estímulo deberán presentar en el mes de enero de cada año un aviso en donde manifiesten que optan por el beneficio mencionado. El incumplimiento en la presentación del citado aviso hará improcedente la aplicación de este estímulo fiscal.

Durante 2015, los contribuyentes personas morales deberán presentar dicho aviso correspondiente a 2015, dentro de los 15 días siguientes a la presentación de la primera declaración del IVA. Las personas físicas deberán presentarlo dentro del mes siguiente a aquél en el que se presten por primera vez los servicios referidos.