El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió un documento conocido como “Yates Memorandum”. El objetivo primordial es cambiar la política de persecución en delitos cometidos por empresas en el extranjero, persiguiendo a las personas que cometieron directamente el delito en lugar de a las empresas. Consecuentemente, el Memorandum Yates recomienda que las compañías cooperen en las investigaciones contra sus empleados o representantes.

El propósito detrás de este cambio en política es promover que las compañías realicen investigaciones internas que determinen los sujetos específicos que desarrollaron el ilícito y a su vez compartan esta información con las autoridades. El Memorandum también establece un “crédito de cooperación”, que consiste en la reducción o eliminación de posibles multas para compañías que colaboren brindando datos útiles en la investigación de un delito. Estos beneficios solamente aplican cuando la compañía brinde la totalidad de los datos al Departamento de Justicia.

Yates cambia el paradigma para las empresas con respecto a las actividades ilegales realizadas por sus empleados. Intenta generar un giro del ocultamiento de actividades ilegales hacia la transparencia y cooperación durante la investigación de un delito.