La Corte de Apelación de EEUU ha puesto fin a la disputa surgida entre DC Comics y Mark Towle, por las réplicas que éste último realizaba del conocido coche de Batman. Dando la razón a DC Comics, considera que el Batmobil tal y como aparece en los cómics, series y películas de Batman, cumple con los requisitos para ser considerado como un personaje independiente dada su distintividad al contener elementos de expresión únicos,  y que por tanto, Mark Towle ha infringido los derechos de autor sobre el Batmobil, cuya titularidad pertenece a DC Comics.