Recientemente se ha conocido la decisión del Tribunal General de la Unión Europea  en el caso T-364/13 en la que el tribunal ha reforzado la protección del cocodrilo de Lacoste. 

En 2007 Mocek y Wenta solicitó la marca comunitaria KAJMAN en clases 18, 20, 22, 25 y 36 (en particular, bolsos, prendas de vestir y colchonetas para animales, calzado y arrendamientos de inmuebles)

Lacoste se opuso a dicha solicitud invocando sus derechos anteriores sobre la marca gráfica del cocodrilo y sobre la marca comunitaria CROCODILE (CTM nº 5567821).

La OAMI estimó parcialmente la oposición denegando el signo de Mocek y Wenta para los productos de cuero, las prendas de vestir y el calzado, decisión que fue apelada ante el TG.

En su decisión del 30 de septiembre pasado, el Tribunal General desestima el recurso y confirma la denegación, alegando que existe riesgo de confusión entre los signos, ya que la marca de Lacoste ha adquirido un elevado carácter distintivo por el uso para los productos de cuero (especialmente los bolsos), las prendas de vestir y el calzado, y los elementos figurativos de los signos enfrentados se refieren al concepto de reptil del género de los cocodrilos.

El TG concluye con la consideración que la representación del caimán de Mocek y Wenta podría ser percibida como una variante de la representación del cocodrilo de Lacoste. Pincha aquí para ver la sentencia en inglés