El Congreso de la República de Guatemala aprobó recientemente mediante el Decreto Número 1-2016, el Convenio Suprimiendo la Exigencia de Legalización de los Documentos Públicos Extranjeros, buscando su integración a la apostilla de la Haya.

La aplicación del convenio se extiende a todos los documentos públicos que han sido expedidos en alguno de los Estados que forman parte del mismo, tales como, documentos que emanan de una autoridad o funcionario judicial o Ministerio Público, documentos administrativos expedidos por autoridades gubernamentales, documentos autorizados o legalizados ante Notario Público, entre otros.

Al día de hoy todos los documentos públicos provenientes del extranjero que han de surtir efecto en Guatemala, debían de contar con legalizaciones previas hasta llegar al Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala, por lo que la aplicación de este Convenio deviene de gran utilidad para suprimir estos pasos previos en cuanto a costos y tiempo.

No obstante, el Convenio aún no se encuentra vigente en Guatemala. Se deben de cumplir pasos previos como el depósito de ratificación en el Ministerio de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, quien a su vez debe de notificar a los países que forman parte del Convenio que Guatemala lo ha ratificado, y quienes dispondrán de un plazo para presentar alguna objeción si la tuvieran; en caso que no hubiere ninguna objeción, el Convenio entraría en plena vigencia 60 días después del vencimiento del plazo antes mencionado.