La polémica generada en torno a la compañía Samsung y su modelo “GALAXY NOTE 7” parece no tener fin. Las explosiones de estos terminales por defectos en su batería es ahora objeto de mofa por muchos usuarios de Internet y competidores de la compañía coreana. Una de las últimas reacciones ha sido la creación de un “mod” -una modificación no oficial que se incorpora a un videojuego, añadiendo funciones o características que no estaban inicialmente previstas-, en este caso para el Grand Thef Auto 5 (más conocido como “GTA V”), en el que el protagonista puede utilizar un Samsung Galaxy Note7 como artefacto explosivo para combatir sus objetivos.

Ante la gran repercusión y viralidad de estos vídeos, Samsung ha tratado de impedir su difusión denunciando las cuentas de los usuarios que publicaron estos vídeos en las distintas plataformas, entre las que se encuentra YouTube, para que fueran eliminados. Para conseguir su propósito, el gigante coreano alegó que los vídeos publicados violaban sus derechos de autor infringiendo así la política de uso de la plataforma.

Aunque cautelarmente YouTube decidió retirar en contenido denunciado, una vez realizado el análisis, la plataforma de videos de Google ha decido volverlo a publicar al considerar que no existe ninguna infracción de los derechos de autor de Samsung por consistir los vídeos en una grabación de una partida del GTA.

Parece que Samsung no va a darse por vencido y va a interponer acciones legales contra el usuario que originariamente subió el vídeo controvertido. Sin embargo, la difusión de estos videos ha sido enorme y en la actualidad son muchos los usuarios que han compartido vídeos idénticos al controvertido, por lo que parece que la compañía tendrá difícil conseguir retirar todos los contenidos que consideran infractores.