¿Pueden Ferrán Adriá, David Muñoz o Paco Roncero proteger sus platos? ¿Pueden impedir que otros los copien? En España de momento no.

Sin embargo, el Tribunal federan de Justicia de Alemania ha considerado protegibles por derechos de autor las creaciones culinarias siempre que éstas estén minuciosamente dispuestas y cuenten con un importante nivel de diseño, equiparándolas con ello a obras de arte.

Así, si la obra creada por el Cheff en cuestión reúne los mencionados requisitos se entendería que es protegible por derechos de autor. Parece, pues, que el Tribunal pretende proteger exclusivamente aquellos platos creados por reconocidos Cheffs de los restaurantes más prestigiosos de nouvelle cousine.

Lo más llamativo de esta resolución es que ni la Directiva Europea ni nuestra Ley de Propiedad Intelectual contemplan expresamente la posibilidad de proteger este tipo de creaciones por derechos de autor.

Habrá que esperar a ver cómo reaccionan el resto de países de la Unión Europea y si en un futuro próximo siguen la estela sentada por Alemania respecto a la protección de estos platos como obras de arte.