La comisaria europea de justicia, Vera Jourova, declaró ayer públicamente en Washington que esperaba que en enero de 2016 Estados Unidos y la Unión Europea ya habrán llegado a un acuerdo para sustituir el sistema de Safe Harbor, recientemente declarado inválido por el TJUE.

En un discurso pronunciado en la Brookings Institution en el marco de una conferencia sobre  transferencias de datos entre EEUU y la UE, la comisaria mostró su convencimiento de la inminencia en el acuerdo entre ambas partes respecto a un nuevo acuerdo que otorgue plenas garantías a los datos de los ciudadanos.

En este sentido, la Sra. Jourova indicó expresamente que "en relación con los intercambios comerciales de datos, necesitamos un nuevo marco tanto para nuestros ciudadanos, cuyos datos deben protegerse cuando se exportan, como para nuestros negocios. Ello requiere una actuación por ambas partes. No obstante, tengo confianza de que cumpliremos el plazo de enero de 2016 para llegar a un nuevo acuerdo relativo a las transferencias internacionales de datos".

Esta declaración se alinea con el optimismo mostrado por las autoridades comunitarias para encontrar una solución al problema de la protección de los datos transferidos desde la UE a EEUU, si bien no ofrece garantías legales plenas. Estas garantías solamente se darán en el momento en que las autoridades a ambos lados del Atlántico cierren el correspondiente acuerdo formal.