En diciembre de 2011, el gobierno derogó el canon por copia privada aplicado a los soportes sustituyéndolo por un pago anual a las entidades de gestión de derechos de autor a costa de los Presupuestos Generales del Estado. Ese pago anual tendrá que determinarse “tomando como base la estimación del perjuicio causado”.

Mediante Orden Ministerial de 19 de Octubre de 2015 se ha establecido la cuantía de la compensación equitativa por copia privada correspondiente al ejercicio 2014 en 5 millones de euros (distribuidos entre las tres modalidades de reproducción: libros, fonogramas y videogramas).

La principal diferencia respecto al año anterior radica en el reparto entre libros música y cine. Los libros bajan del 29% al 22,6% y los fonogramas del 33,6% al 30,9%. Por su parte, el reparto relativo a videogramas se incremente del 37,4% al 46,5%, siendo éste el sector más beneficiado en esta partida presupuestaria.

La cantidad destinada a cubrir este perjuicio a los autores ha ido reduciéndose año a año. Así, por ejemplo, en el año 2013 las entidades de gestión recibieron 8,6 millones de compensación por copia privada mientras que en 2014 y 2015 se han destinado sólo 5 millones para cada uno de estos años.

Sin perjuicio de esto y para disgusto de autores y entidades de gestión esta situación no parece que vaya a cambiar a corto plazo ya que para 2016 se prevé de nuevo designar 5 millones a compensar a los autores por copia privada.