La sociedad Match Group, propietaria de la conocida aplicación móvil “Tinder”, ha anunciado la interposición de una demanda contra una aplicación competidora denominada “3nder” -que en inglés se pronunciaría “thrinder”- dirigida a parejas no monógamas.

La reclamación de Tinder se basa esencialmente en la infracción de los derechos marcarios de Match Group por parte de la start-up londinense “3nder”, además de en su comportamiento desleal, ello con base en que la coexistencia de ambas aplicaciones llevará a la confusión de los consumidores sobre el origen empresarial de ésta nueva aplicación.

La acción de Match Group viene principalmente motivada por unas declaraciones del propietario de 3nder en el periódico New York Times, en las que éste reconocía que la denominación de la nueva aplicación había sido concebida para que, al ser pronunciada, rimara con Tinder.

No obstante, y ante la reclamación de Tinder, el propietario de 3nder ha manifestado que el vocablo “3nder” se pronunciaría de forma diferente en cada país y, particularmente, en aquellos de habla no inglesa, pues la pronunciación del término numérico del vocablo variará en función del idioma del usuario.

La demanda de Match Group llega además en un momento álgido de la aplicación 3nder, pues en el año 2015 ésta incrementó el número de usuarios en un 30% y sus ingresos en casi el 980%.

Veremos cómo se desarrolla el pleito -que se habría interpuesto ante los tribunales londinenses- y comentaremos su resultado en este blog.