En el presente boletín laboral, expondremos las principales novedades legislativas publicadas en el BOE a lo largo de la última semana de diciembre 2014 y que afectan a:

  • La implantación de la liquidación directa de cuotas de la Seguridad Social por la Tesorería General, introducida con la Ley 34/2014, de 26 de diciembre (BOE 27 de diciembre de 2014, núm. 313).
  • Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, por el cual se establece el salario mínimo interprofesional para 2015. (BOE 27 de diciembre de 2014, núm. 313).
  • La nueva regulación del régimen jurídico de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, efectuada por la  Ley 35/2014, de 26 de diciembre que modifica parcialmente el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social (BOE 29 de diciembre de 2014, núm. 314).
  • La ley 36/2014, de 26 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015 (BOE, 30 de diciembre de 2014, núm. 315).
  • Real Decreto 1103/2014, de 26 de diciembre, sobre revalorización y complementos de pensiones para el año 2015 y otras normas en materia de Clases Pasivas y Real Decreto 1107/2014, de 26 de diciembre, sobre revalorización de las pensiones del sistema de la Seguridad Social y de otras prestaciones sociales públicas para el ejercicio 2015 (BOE, 31 de diciembre de 2014, núm. 316).

A.- Ley 34/2014 de 26 de Diciembre, de medidas en materia de liquidación e ingreso de cuotas de la Seguridad Social.

  1. Establecimiento de un nuevo sistema de liquidación directa de cuotas a la Seguridad Social

Se implanta un sistema de liquidación directa e ingreso de cuotas sociales de Seguridad Social que se efectuará de forma progresiva, en función de las posibilidades de gestión y de los medios técnicos disponibles en cada momento por la Tesorería General de la Seguridad Social.

A tal fin se modifican diversos artículos de la Ley General de la Seguridad Social (desde ahora, LGSS), de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social y el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar en las peculiaridades que afectan a este colectivo.

En concreto, se modifica el apartado 1) del artículo 19 de la LGSS, estableciéndose tres sistemas de liquidación de cuotas a la Seguridad Social:

  • Sistema de autoliquidación por el sujeto responsable del ingreso de las cuotas de la Seguridad Social.
  • Sistema de liquidación directa por la Tesorería General de la Seguridad Social (desde ahora, TGSS), en función de los datos de que disponga, así como de aquellos otros que los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar deban aportar. Mediante este sistema, la TGSS determinará la cotización correspondiente a cada trabajador, a solicitud del sujeto responsable de su ingreso, siempre que los datos que éste deba facilitar permitan realizar el cálculo de la liquidación.
  • Sistema de liquidación simplificada, que se aplicará para la determinación de las cuotas de los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, de las cuotas de los Sistemas Especiales del Régimen General para Empleados de Hogar y para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios durante la situación de inactividad, así como de las cuotas fijas del Seguro Escolar, de convenios especiales y de cualquier otra cuota cuya liquidación pueda establecerse a través de este sistema .

Asimismo, se modifica el artículo 26 de la LGSS, en materia de cumplimiento de obligaciones en función del sistema de liquidación de cuotas que corresponda:

  • Apartado 1: En el sistema de autoliquidación de cuotas, los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar deberán transmitir por medios electrónicos a la TGSS las liquidaciones de cuotas de la Seguridad Social, salvo en aquellos supuestos en que dicha liquidación proceda mediante la presentación de los correspondientes documentos de cotización. La transmisión o presentación podrá efectuarse hasta el último día natural del respectivo plazo reglamentario de ingreso.
  • Apartado 2: En el sistema de liquidación directa de cuotas, los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar deberán solicitar a la TGSS el cálculo de la liquidación correspondiente a cada trabajador, y transmitir por medios electrónicos los datos que permitan realizar dicho cálculo, hasta el penúltimo día natural del respectivo plazo reglamentario de ingreso.

El referido cálculo se efectuará en función de los datos de que disponga la TGSS sobre los sujetos obligados a cotizar, constituidos tanto por los que ya hayan sido facilitados por los sujetos responsables en cumplimiento de las obligaciones establecidas en materia de inscripción de empresas y afiliación, altas, bajas y variaciones de datos de trabajadores, y por aquellos otros que obren en su poder y afecten a la cotización, como por los que deban aportar, en su caso, los citados sujetos responsables en cada período de liquidación.

Asimismo, la TGSS aplicará las deducciones que correspondan a los trabajadores por los que se practique la liquidación dentro del plazo reglamentario así como, en su caso, la compensación del importe de las prestaciones abonadas a aquellos en régimen de pago delegado con el de las cuotas debidas correspondientes al mismo período de liquidación.

Cuando, una vez practicada la liquidación, el sujeto responsable del ingreso de las cuotas solicite su rectificación aportando datos distintos a los inicialmente transmitidos, las obligaciones del sujeto responsable solo se considerarán cumplidas cuando resulte posible efectuar una nueva liquidación de cuotas dentro de plazo reglamentario, salvo que la imposibilidad de liquidar en plazo se deba a causas imputables exclusivamente a la Administración.

Tampoco se considerarán incumplidas las obligaciones cuando, una vez practicada la liquidación y dentro del plazo reglamentario, el sujeto responsable del ingreso solicite la rectificación de errores materiales, aritméticos o de cálculo en la liquidación imputable exclusivamente a la Administración y ello comporte la práctica de una nueva liquidación corrigiendo tales errores fuera de dicho plazo.

  • Apartado 4. En el sistema de liquidación simplificada de cuotas no será exigible el cumplimiento de las obligaciones anteriores, siempre que el alta de los sujetos obligados a que se refieran dichas cuotas en el régimen de la Seguridad Social se haya solicitado dentro del plazo reglamentariamente establecido.

Se procede a una nueva redacción del sistema de recargos por ingresos fuera de plazo (art. 27 LGSS), en función del cumplimiento por parte del sujeto responsable del pago de las obligaciones fijadas en el artículo 26:

  • Cuando los sujetos responsables del pago hubieran cumplido dentro de plazo las obligaciones establecidas en los apartados 1 y 2 del artículo 26, se aplicará un recargo del 20% de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas tras el vencimiento del plazo para su ingreso.
  • Cuando los sujetos responsables del pago no hubieran cumplido dentro de plazo las obligaciones establecidas en los apartados 1 y 2 del artículo 26, se aplicará un recargo: (i) del 20% de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas antes de la terminación del plazo de ingreso establecido en la reclamación de deuda o acta de liquidación o (ii) del 35% de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas a partir de la terminación de dicho plazo de ingreso.
  1. Progresividad en la implantación del nuevo sistema de liquidación directa de cuotas

De conformidad con lo dispuesto en la Disposición Final Segunda de la Ley, la implantación del nuevo sistema de liquidación directa de cuotas se efectuará de forma progresiva, en función de las posibilidades de gestión y de los medios técnicos disponibles en cada momento por la TGSS, que dictará a tal efecto las resoluciones por las que se acuerde la incorporación a dicho sistema de los sujetos responsables del cumplimiento de la obligación de cotizar.

La incorporación al sistema de liquidación directa de cuotas se producirá a partir del día primero del mes siguiente en el que se notifique la resolución correspondiente al sujeto responsable de su ingreso. El nuevo sistema de liquidación se aplicará con carácter obligatorio a partir del tercer mes natural siguiente a aquel en que haya tenido lugar la incorporación al mismo. Hasta ese momento se seguirá utilizando el sistema de autoliquidación.

Dichas resoluciones serán puestas a disposición de los interesados a través de la Sede Electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, mediante notificación electrónica.

  1. Modificación de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social

Como consecuencia de las modificaciones llevadas a cabo en la LGSS se ha procedido a realizar una adaptación de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, destacando la introducción de una sanción en su grado máximo, cualquiera que sea la cantidad no ingresada, cuando el sujeto responsable cotice en cuantía inferior a la debida mediante la ocultación o falsedad de las declaraciones o datos que tenga obligación de facilitar a la Seguridad Social (art. 39.2 Real Decreto Legislativo 5/2000).

B.- En relación con el Real Decreto 1106/2014, de 26 de Diciembre, por el cual se establece el salario mínimo interprofesional para 2015.

El SMI aplicable a 2015 asciende a 648,60 euros mensuales o 21,62 euros diarios, suponiendo todo ello una cuantía anual de 9.080,40 euros.

La nueva cuantía representa un incremento del 0,5% respecto de la vigente en el año 2014.

C.- Ley 35/2014, por la que se modifica la Ley General de la Seguridad Social en relación con el régimen jurídico de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales y la prestación por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

  1. Régimen jurídico

Se implanta un sistema de liquidación directa. La ley modifica la Subsección 2.ª de la Sección Cuarta del Capítulo VII del Título I, lugar donde se alberga el régimen jurídico de las mutuas.

En consecuencia, el apartado uno del artículo único de la Ley da nueva redacción a sus actuales once artículos, 68 a 76 que constituyen el articulado de la mencionada Subsección 2ª, a la que añade los nuevos artículos 75 bis (Excedentes y Fondo de Contingencias Profesionales de la Seguridad Social) y 75 ter (Medidas cautelares y responsabilidad mancomunada).

En primer lugar, se define la naturaleza jurídica de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social, así como las funciones que las mismas desarrollan en colaboración con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a quien corresponde su titularidad.

Asimismo, se detallan las diferentes contingencias o prestaciones que gestionan, en concordancia con el artículo 72 de la LGSS, que las distribuye en función de la clase de vínculo con la Mutua, convenio de asociación o documento de adhesión.

También se aclara que las Mutuas pueden realizar las actividades preventivas de Seguridad Social a favor de los empresarios asociados y de los trabajadores autónomos adheridos que protejan las contingencias profesionales, entre las que se incluyen las actividades de asesoramiento a las empresas asociadas al objeto de que adapten sus puestos de trabajo y estructuras para la recolocación de los trabajadores que hayan sufrido una incapacidad sobrevenida.

La ley atribuye a la jurisdicción del orden social el conocimiento de las reclamaciones que tengan por objeto prestaciones de seguridad social, incluidas las asistenciales, o se fundamenten en la gestión de las mismas, como son las de carácter indemnizatorio, con la finalidad de residenciar en el orden jurisdiccional especializado la materia e identificar a los titulares y legitimados, superando así las incertidumbres existentes.

Se establece la nueva regulación de la estructura interna de las Mutuas, en particular sus órganos de gobierno, su composición y funciones.

Es de destacar que por vez primera se regula la figura del Presidente y la posición que ocupa dentro de la Mutua.

  1. Gestión de la prestación económica por incapacidad temporal derivada de contingencias comunes

El apartado dos del artículo único modifica la Disposición Adicional Undécima de la LGSS. Se articulan mecanismos para una mejor coordinación y eficacia con los Servicios Públicos de Salud, que dispensan la asistencia sanitaria.

A tal efecto se facilita a las Mutuas la facultad de realizar las actividades de control y seguimiento desde la baja médica. Por otro lado, se trata de mejorar la coordinación mencionada, mediante la figura de la propuesta de alta médica, debidamente fundamentada, estableciéndose un procedimiento de plazos breves para obtener una respuesta más ágil.

Esta coordinación se concretará asimismo en la articulación de procedimientos de incorporación de la información clínica generada por las Mutuas a la historia clínica electrónica de los pacientes atendidos, a los efectos de evitar duplicidades y generar sinergias con los Servicios Públicos de Salud.

A destacar que las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social tendrán la posibilidad de formular propuestas motivadas de alta médica y comunicarán simultáneamente al trabajador afectado y al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) que se ha enviado dicha propuesta de alta.

La Inspección Médica de los Servicios Públicos de Salud (SPS) deberá comunicar a la Mutua y al INSS, en un plazo máximo de cinco días hábiles, la emisión del alta o su denegación. En el caso de que el SPS desestime la propuesta de alta de la Mutua o no conteste en forma y plazo, la Mutua podrá solicitar el alta al INSS, que deberá contestar en un plazo de cuatro días.

  1. Modificaciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

La Disposición Final Primera de la Ley modifica el artículo 32 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, al objeto de impedir que las Mutuas puedan desarrollar, directa o indirectamente, funciones de los Servicios de Prevención Ajenos.

La Disposición Transitoria Tercera regula el plazo para realizar la desinversión en las mencionadas sociedades, que vencerá el 31 de marzo de 2015, y la forma de acreditar su cumplimiento.

  1. Modificación del sistema de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos

La Disposición Final Segunda modifica el régimen jurídico del sistema de protección de los trabajadores autónomos frente al cese de actividad, regulado en la Ley 32/2010, de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de protección por cese, al objeto de suavizar los requisitos y formalidades que en la actualidad se exigen y que impiden en la práctica el legítimo disfrute del derecho, así como para ampliar su ámbito a beneficiarios excluidos del mismo y que sin embargo se encuentran en la situación de necesidad.

Simultáneamente se elimina la obligación de proteger las contingencias profesionales para acceder a la protección, porque supone una carga económica para el autónomo que no guarda relación financiera ni material con el sistema de protección por cese de actividad; serán las normas del Régimen Especial correspondiente las que regulen el carácter voluntario u obligatorio de la protección frente a las contingencias profesionales según aconsejen las características y riesgos de la actividad.

Se modifica el sistema de financiación y en orden a dotarlo de seguridad jurídica, objetividad y transparencia, se establece una fórmula matemática que se aplicará para adaptar el tipo de cotización según sus necesidades financieras, situándolo entre un mínimo del 2,2% y un máximo del 4%, que no se podrá rebasar.

En cuanto a las modificaciones de carácter sustantivo, se reduce el excesivo nivel de pérdidas que en la actualidad se exige al autónomo para incurrir en la situación de necesidad, entre el 20 y el 30% de los ingresos, para situar el requisito en el 10%.

La situación de pérdidas a la que se refiere la letra a), 1º) del apartado uno del artículo 5 de la ley mencionada, se acreditará mediante la entrega de la documentación contable, de la forma que se determine reglamentariamente en atención a las distintas obligaciones de mantenimiento de registros contables o fiscales de los autónomos, así como de las declaraciones del IVA, IRPF y demás documentos preceptivos.

Asimismo se amplía la cobertura a los autónomos que por las características de su actividad se asimilan a los trabajadores económicamente dependientes, pero que carecen de la calificación legal por ausencia de las formalidades establecidas al efecto.

  1. Entrada en vigor

La ley entrará en vigor el día 1 de enero de 2015.

No obstante, las reglas por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos, serán de aplicación a efectos del cálculo del tipo de cotización correspondiente al ejercicio 2016.

D.- Ley 36/2014 de Presupuestos Generales del Estado para 2015.

  1. Bases de cotización

El tope máximo de la base de cotización ha aumentado en un 0,25%. La base máxima de cotización del Régimen General de la Seguridad Social pasa de 3.596,98 euros mensuales a 3.606 euros al mes, desde el 1 de enero de 2015.

Por su parte, las bases mínimas de este mismo régimen general, subirán como es habitual, lo mismo que el salario mínimo 0,5%, quedando fijado el nivel mínimo de cotización en 648,6 euros al mes.

En lo que respecta a los trabajadores autónomos, su base mínima de cotización subirá un 1% a partir del 1 de enero de 2015, situándose en 884,40 euros mensuales.

Los trabajadores autónomos que a fecha 1 de enero de 2015 y que tengan menos de 47 años, podrán elegir su base de cotización entre las bases antes citadas (de 884,40 a 3.606 euros al mes). También, podrán escoger su base dentro de esa escala aquellos que se den de alta como autónomos y tengan 47 años pero su última base de cotización de diciembre de 2014 hubiera sido de 1.926,6 euros o superior. Por el contrario, aquellos que con esa edad se den de alta como autónomos y su última base fuera inferior a los 1.926,6 euros no podrán elegir una base superior a los 1.945,8 euros mensuales, salvo que ejerzan esa opción antes del 30 de junio

La base de cotización para los autónomos que a fecha 1 de enero tengan 48 o más años estará comprendida entre 953,70 y 1.945,8 euros/mes.

Finalmente, los autónomos mayores de 50 años que hayan cotizado en algún otro régimen de la Seguridad Social al menos cinco años, deberán elegir su base de cotización entre 884,40 euros y 1.945,80 mensuales, si su última base de cotización fuera igual o inferior a 1.926, euros. Y si fuera superior, entre la base mínima y la máxima que hubieran tenido en otro régimen, aumentada un 0,25%.

  1. Pensiones

Las cuantías de las pensiones contributivas de la Seguridad Social subirán en 2015 un 0,25%, el mínimo que obliga la ley.

Con este incremento, la pensión mínima de jubilación para mayores de 65 años queda fijada en 782,90 euros al mes con cónyuge a su cargo y en 634,5 euros mensuales si no se tiene.

Asimismo, la cuantía máxima que se podría obtener en concepto de pensión será de 2.560,88 euros mensuales, sin perjuicio de las pagas extraordinarias.

Para los menores de 65 años, la pensión mínima con cónyuge a cargo será de 733,8 euros al mes y sin cónyuge, de 593 euros mensuales.

Por su parte, la pensión mínima de incapacidad permanente en el grado correspondiente a gran invalidez ascenderá a 1.174,4 euros, si se tiene cónyuge a cargo.

La pensión mínima de viudedad de mayores de 65 años no será inferior a 733,8 euros mensuales y para el supuesto en que se tenga entre 64 y 60 años, será de 593,5 euros mensuales. Por debajo de 60 años, no podrá ser inferior a 480,3 euros al mes.

En cuanto a los complementos de mínimos se aplicarán en aquellos casos en los que no se alcance la cuantía mínima de pensiones del sistema de la Seguridad Social en su modalidad contributiva, y que no perciban, durante 2015, rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas y ganancias patrimoniales o que, percibiéndolos, no excedan de 7.098,43 euros al año. La acreditación de tal situación, se hará mediante la presentación de las declaraciones tributarias.

Para el año 2015, la cuantía de las pensiones de jubilación e invalidez en su modalidad no contributiva, se fijará en 5.136,60 euros anuales.

Asimismo, se fija un complemento de pensión, fijado en 525 euros anuales, en concepto de ayuda al alquiler.

  1. Bonificaciones

La Seguridad Social mantendrá vigentes para 2015 la práctica totalidad de las ayudas y bonificaciones existentes para la contratación.

Así, entre otras, se mantienen las bonificaciones del 100% de la cotización por contingencias comunes durante 12 meses por la contratación fija de un parado menor de 30 años por parte de una microempresa o un autónomo; o por la contratación de un mayor de 45 años por parte de un autónomo.

Igualmente, se mantiene la tarifa plana de 50 euros mensuales para nuevas altas de autónomos durante los seis primeros meses; el 50% de reducción de la base los seis siguientes y un 30% de reducción los tres siguientes y otro 30% de bonificación los otros tres.

Así, la base queda rebajada entre el 80% y el 30% durante los 18 primeros meses de actividad.

Asimismo, el Ejecutivo aprobó el viernes prorrogar tres meses, hasta el 31 de marzo, la tarifa plana de 100 euros mensuales de cotización por contingencias comunes por la contratación de cualquier trabajador indefinido si con ello se crea empleo neto en la empresa.

Bonificación de cuotas empresariales a la Seguridad Social por prolongación del periodo de actividad de trabajadores con contratos fijos discontinuos en los sectores de turismo, comercio vinculado al mismo y hostelería (disp. adic. 87.ª).

Las empresas, excluidas las pertenecientes al sector público, dedicadas a actividades encuadradas en los sectores de turismo, comercio vinculado al mismo y hostelería que generen actividad productiva en los meses de marzo y de noviembre de cada año y que inicien y/o mantengan en alta durante dichos meses la ocupación de los trabajadores con contratos de carácter fijo discontinuo, podrán aplicar una bonificación en dichos meses del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de Desempleo, FOGASA y Formación Profesional de dichos trabajadores

  1. Reducciones

Reducción en la cotización a la Seguridad Social en los supuestos de cambio de puesto de trabajo por riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural, así como en los supuestos de enfermedad profesional (disp. adic. 85.ª).

En los supuestos en que, por razón de riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural, la trabajadora, en virtud de lo previsto en el artículo 26 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, sea destinada a un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado, se aplicará, con respecto a las cuotas devengadas durante el período de permanencia en el nuevo puesto de trabajo o función, una reducción, soportada por el presupuesto de ingresos de la Seguridad Social, del 50 por ciento de la aportación empresarial en la cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes.

Esa misma reducción será aplicable, en los términos y condiciones que reglamentariamente se determinen, en aquellos casos en que, por razón de enfermedad profesional, se produzca un cambio de puesto de trabajo en la misma empresa o el desempeño, en otra distinta, de un puesto de trabajo compatible con el estado del trabajador.

Reducción de cotizaciones en las personas que prestan servicios en el hogar familiar (disp. adic. 86.ª):

Se prorrogan durante el ejercicio 2015 los beneficios en la cotización a la Seguridad Social reconocidos en la Disposición transitoria única de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social.

  1. Acceso a la jubilación

En 2015, seguirá aplicándose gradualmente la reforma de las condiciones de acceso a una pensión de jubilación.

Así, la edad legal de jubilación será de 65 años si se han cotizado 36 o más años a la Seguridad Social, y de 65 años y tres meses si se ha cotizado menos de 36 años.

Por otro lado, a la hora de calcular la cuantía de la pensión, en 2015 se pasarán a tener en cuenta los últimos 18 años cotizados al sistema, diferencia con el año 2014, que se tuvieron en cuenta solo los últimos 17 años.

  1. Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples

El indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) para 2015 seguirá congelado por quinto año, manteniéndose en 532,51 euros mensuales, suponiendo un importe anual de 7.455,14 euros.

Este indicador es el que se utiliza para determinar el acceso a las ayudas a la vivienda, becas, subsidios por desempleo o asistencia jurídica gratuita, etc.

  1. Interés legal del dinero

Asimismo, el interés legal del dinero para el año 2015 queda fijado en el 3,5%, suponiendo una reducción del 0,5% con respecto a años anteriores. El interés de demora aplicable a 2015 se sitúa en el 4,375%.

E.- Real Decreto 1103/2014, de 26 de diciembre, sobre la revalorización y complementos de pensiones para el año 2015 y otras normas en materia de clases pasivas.

Se revalorizan estas pensiones en un 0,25%. Asimismo, se fijan en dicho Real Decreto las reglas y el procedimiento para efectuar la revalorización y el sistema de concesión de complementos económicos para las pensiones mínimas.

Por otro lado, se armonizan con la Seguridad Social los requisitos para la acreditación de la vivencia exigidos a los pensionistas de Clases Pasivas residentes en el extranjero.