Mediante el Decreto No 1625 publicado el 11 de octubre de 2016, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público expidió el Decreto Único Reglamentario en materia tributaria (“Decreto 1625”), compilatorio de normas reglamentarias preexistentes en esta materia.

El objeto del Decreto 1625 fue compilar y racionalizar las normas de carácter reglamentario que rigen la materia tributaria en un instrumento jurídico único, en desarrollo de la política pública gubernamental de simplificación y compilación orgánica del sistema nacional regulatorio.

Para este Decreto 1625, el Gobierno Nacional acudió a la Relatoría y Secretaria General del Consejo de Estado con el propósito de verificar que ninguna de las normas incluidas en el Decreto 1625 se encontraran afectadas por una suspensión provisional o declaratoria de nulidad. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que las normas con suspensión provisional que eventualmente sean declaradas como legales y levantada su suspensión mediante sentencia, deberán ser consideradas como vigentes e incorporadas al Decreto 1625.

No fueron incorporados en el Decreto 1625 aquellos decretos que establecen los plazos para declarar y pagar los tributos en cada periodo fiscal, ni los decretos reglamentarios expedidos para el cumplimiento de obligaciones fiscales en cada periodo, así como las normas estabilizadas en los contratos de estabilidad jurídica. No obstante, el propio Decreto 1625 deja constancia de la plena vigencia de dichas normas.