En menos de una semana tendrán lugar unas de las elecciones generales más interesantes que ha vivido nuestro país en los últimos años, dado que con la irrupción de nuevos partidos políticos nuestro actual mapa político en las Cortes Generales es probable que cambie considerablemente.  Por ello, atentos a todo cuanto sucede a nuestro alrededor, a continuación realizamos un breve y aséptico análisis de las distintas medidas en materia laboral que presentan los partidos políticos que, según las encuestas, dominarán el nuevo escenario político.

Por lo que se refiere a las propuestas electorales del Partido Popular (PP), actual partido en el Gobierno, apuesta por mantener medidas de flexibilidad interna, que releguen los despidos como el último recurso ante situaciones económicas adversas. Asimismo, entre sus otras propuestas laborales, destaca la creación de la Oficina Nacional de Lucha contra el Fraude Laboral –al objeto de reforzar la actividad inspectora de control y vigilancia–, una nueva regulación del Régimen Especial a la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos –de modo que los autónomos dispongan de mayor flexibilidad y capacidad de elección de sus cotizaciones para una mejor adaptación a la evolución de la actividad–, y la constitución de la denominada “mochila austríaca”, que vendría a ser un fondo de capitalización para los trabajadores, quienes a lo largo de su vida laboral la podrían hacer efectiva en supuestos de formación,  movilidad geográfica, despido y jubilación.

En segundo lugar, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) anuncia como principal propuesta en materia laboral la derogación de la reforma implantada en febrero de 2012 y la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, destacando sus propuestas en materia de contratación y retribución salarial. En este sentido, proponen reducir las modalidades contractuales a tres: un contrato de trabajo indefinido para puestos de trabajo estables, un contrato de trabajo temporal, con duración máxima de un año (ampliable a dos por convenio colectivo) y un contrato de trabajo de relevo y/o formación, derogando en todo caso el contrato de apoyo a los emprendedores.

Por otro lado, en materia salarial, se comprometen a aumentar el salario mínimo interprofesional (“SMI”) hasta el 60% del salario medio neto (en torno a 1.000 euros mensuales), en el término de dos legislaturas.

En cuanto a las propuestas de las nuevas fuerzas políticas, por un lado, Ciudadanos (C’s) presenta, como una de sus medidas estrella, el contrato único indefinido. Esta propuesta implicaría la eliminación del resto de modalidades contractuales y la aplicación de indemnizaciones por despido crecientes, en proporción a la antigüedad.

En materia de despidos, optan por la creación de un seguro contra el despido a cargo del empresario, que el trabajador podría recuperar en caso de despido o jubilación, así como la aplicación de bonificaciones a las cotizaciones de la Seguridad Social a las empresas que despidan menos. En materia salarial, apuestan por la creación de un complemento salarial anual garantizado que complemente los ingresos de los trabajadores con empleos más precarios y salarios más bajos.

Por último, Podemos también pretende derogar la actual reforma laboral, y entre sus propuestas destaca, en materia de despidos: (i) el otorgamiento de la opción entre indemnización o readmisión del despido improcedente al trabajador, opción que en la actual normativa solo tienen los representantes legales de los trabajadores, y (ii) la reforma del despido objetivo por causas económicas, organizativas, técnicas y productivas, restringiendo la causalidad y recuperando la autorización gubernativa para la realización de despidos colectivos. En materia salarial, proponen un incremento gradual del SMI hasta 14 pagas de 800 euros en 2018, llegando a los 950 euros mensuales a finales de la próxima legislatura.

Con todo ello, se evidencia que, independientemente de cuál sea el resultado de las elecciones del domingo 20 de diciembre, la próxima legislatura traerá con toda seguridad nuevos cambios legislativos en el marco de las relaciones laborales, de los que, como siempre, os iremos informando puntualmente.