Con ocasión de la publicación en el BOE el pasado 28 de febrero de 2015 del Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social (en adelante, RDL), a continuación, les resumimos las novedades laborales más significativas de dicha norma, cuya entrada en vigor se produjo el pasado día 1 de marzo de 2015.

A través de dichas medidas, se aprueban, por un lado, ayudas a la contratación indefinida cuya finalidad reside en el establecimiento de un incentivo para la creación de empleo estable, mediante la fijación de un mínimo exento en el importe de las cuotas de cotización empresarial por contingencias comunes a la Seguridad Social por la contratación indefinida de trabajadores.

Y, por otro, una ayuda especial a la conciliación de la vida laboral y personal dirigida a los trabajadores autónomos.

Por último, se recoge en el citado RDL una modificación a la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, que conlleva la exención del pago de la tasa judicial por parte de las personas físicas en todos los órdenes e instancias.

Quedamos a su entera disposición para ampliar, comentar o aclarar cualquier cuestión que fuera de interés.

 

Bonificación en la cotización empresarial a la Seguridad Social para impulsar la contratación indefinida

1.- Objeto, finalidad e implicaciones de la bonificación

El objetivo de este incentivo de carácter progresivo reside en potenciar la contratación indefinida para aquellos colectivos con mayores dificultades para la inserción laboral estable, tales como desempleados de larga duración, trabajadores con escasa formación y jóvenes sin experiencia laboral.

Dicho beneficio consistiría en una bonificación a cargo del Servicio Público de Empleo Estatal en caso de que el contrato se formalice con jóvenes inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil y en una reducción, a cargo del sistema de la Seguridad Social, en los demás supuestos.

a.- Beneficiarios

Todas las empresas, independientemente del tamaño o sector, que contraten de forma indefinida en cualquiera de sus modalidades, siempre que cumplan los requisitos que se enumeran a continuación:

  • Hallarse al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social, tanto en la fecha de efectos del alta de los trabajadores como durante la aplicación del beneficio correspondiente.
  • No haber extinguido contratos de trabajo bien por causas objetivas o por despidos disciplinarios que hayan sido declarados judicialmente improcedentes, bien por despidos colectivos que hayan sido declarados no ajustados a Derecho, en los seis meses anteriores a la celebración de los contratos que hubieran generado derecho al beneficio previsto en este artículo.
  • Celebrar contratos indefinidos que supongan un incremento tanto del nivel de empleo indefinido como del nivel de empleo total de la empresa. Para el cálculo de dicho incremento, se tendrá en consideración el promedio diario de trabajadores que hayan prestado servicios en la Empresa en los treinta días anteriores a la celebración del contrato.
  • Mantener durante un periodo de 36 meses, a contar desde la fecha de efectos del contrato indefinido con aplicación de la bonificación o reducción, tanto el nivel de empleo indefinido como el nivel de empleo total alcanzado, al menos, con dicha contratación.

A los efectos del debido control, se examinará el nivel de empleo indefinido y total cada doce meses. Para ello, se utilizará el promedio de trabajadores indefinidos y el de empleados totales del mes donde proceda examinar el cumplimiento de este requisito.

A tales efectos- nivel y mantenimiento de empleo indefinido – no se tendrá en consideración las extinciones de los contratos de trabajo por causas objetivas o por despidos disciplinarios que no hayan sido declarados improcedentes, los despidos colectivos que no hayan sido declarados no ajustados a derecho, así como las extinciones causadas por dimisión, muerte o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez de los trabajadores o por la expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato, o por resolución durante el periodo de prueba.

  • No haber sido excluidas del acceso a los beneficios derivados de la aplicación de los programas de empleo por la comisión de la infracción grave del artículo 22.2 o las infracciones muy graves de los artículos 16 y 23 del texto refundido de la Ley sobre infracciones y sanciones en el orden social.

Una vez cumplidos los anteriores requisitos, la aportación empresarial en materia de cotización a la Seguridad Social por contingencias comunes se determinará conforme a las siguientes reglas:

  • Si la contratación es a tiempo completo, los primeros 500 euros de la base de cotización por contingencias comunes correspondiente a cada mes quedarán exentos de la aplicación del tipo de cotización en la parte correspondiente a la empresa. Al resto del importe de dicha base, le resultará aplicable el tipo de cotización vigente en cada momento.
  • Si la contratación es a tiempo parcial, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, la cuantía señalada en el punto anterior se reducirá de forma proporcional al porcentaje de reducción de jornada de cada contrato.

No obstante, la aplicación de esta nueva bonificación no afectará a la determinación de la cuantía de las prestaciones económicas a que puedan causar derechos los trabajadores afectados.

b.- Duración y compatibilidad

El beneficio en la cotización se aplicará durante un período de 24 meses, computados a partir de la fecha de efectos del contrato, que deberá formalizarse por escrito, y respecto de los contratos celebrados entre la fecha de entrada en vigor del RDL y el 31 de agosto de 2016.

No obstante, en caso de empresas con menos de 10 trabajadores la medida se prolongará durante 12 meses más, quedando exentos de la aplicación del tipo de cotización los primeros 250 euros de la base de cotización o la cuantía proporcionalmente reducida que corresponda en los supuestos de contratación indefinida a tiempo parcial.

Esta medida sustituye a la actual tarifa plana de 100 euros para nuevos contratos fijos que seguirá vigente hasta el 31 de marzo de 2015.

Ambas ayudas convivirán a lo largo del mes de marzo, disponiendo la disposición transitoria segunda del RDL que los beneficios en la cotización a la Seguridad Social que se vinieran disfrutando por los contratos indefinidos celebrados con anterioridad a la fecha de su entrada en vigor, se regirán por la normativa vigente en el momento de su celebración.

2.- Impulso a la contratación de jóvenes y parados de larga duración

La medida será compatible con la Tarifa Joven de 300 euros para la contratación indefinida de los jóvenes menores de 25 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil así como con el Programa Especial de Activación para el Empleo.

Dicho programa permite compatibilizar hasta cinco meses la percepción de la ayuda de acompañamiento con el trabajo por cuenta ajena.

Bonificación a trabajadores incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

1.- Objeto, finalidad e implicaciones de la bonificación

Equiparar los derechos de los trabajadores autónomos frente a los trabajadores por cuenta ajena, especialmente en lo concerniente a la necesaria protección de la conciliación de la vida familiar y profesional.

a.- Beneficiarios

Aquellos autónomos que necesiten reducir su jornada por cuidado de hijos menores de 7 años o de familiares por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive en situación de dependencia.

El beneficio en la cotización consistirá en una bonificación del 100% en la cuota del trabajador por cuenta propia por contingencias comunes, en una cuantía vinculada a la base de cotización media de los últimos 12 meses del trabajador.

La aplicación de la mencionada bonificación estará condicionada a:

  • La permanencia en alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.
  • El trabajador autónomo carezca de trabajadores asalariados en la fecha de inicio de la aplicación de la bonificación y durante los 12 meses anteriores a la misma.
  • La Contratación de un trabajador, a tiempo completo o parcial, que deberá mantenerse durante todo el periodo de su disfrute. En todo caso, la duración del contrato deberá ser, al menos, de 3 meses desde la fecha de inicio del disfrute de la bonificación.

El contrato a tiempo parcial, no podrá celebrarse por una jornada laboral inferior al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, siendo la bonificación en este caso del 50%.

b.- Duración y compatibilidad

La vigencia de la bonificación se ha dispuesto por un plazo inicial de hasta un año siendo compatible dicha medida con el resto de incentivos previstos en el régimen de contratación por cuenta ajena.