Desde la emisión del Código Civil, el país no ha reformado ni legislado en materia concerniente al derecho marítimo. No obstante, recientemente existen varios proyectos de ley para implementar y reformar algunos estatutos que tratan de modernizar el sistema marítimo costarricense.

Ambos Tratados Internacionales conciernen al transporte de mercancías a través del sistema marítimo. El proyecto titulado Convenio para facilitar el Tráfico Marítimo Internacional (1965) y sus Enmiendas, Expediente Nº 19.553; concierne a un convenio de buenas prácticas y recomendaciones. Estas medidas  desean la disminución de demoras y la cooperación entre Estados, así como mayor uniformidad en procedimientos.

Mientras que el proyecto Convenio Internacional sobre Líneas de Carga, 1966, su Protocolo de 1988 y sus enmiendas; responde a un interés por parte de nuestras autoridades de insertarse en la comunidad global. La infraestructura actual del país no permitirá mayor incidencia, ya que hay una falta de astilleros para embarcaciones mercantes.

En general, ambos proyectos  responden a un buen esfuerzo por parte del país para modernizar su legislación marítima y llevar cabo la implementación de las normas internaciones sobre el tema. Lastimosamente la infraestructura actual del país debe evolucionar y no podemos dejar de lado Tratados Internacionales como MARPOL, necesarios para el auge y fomento del comercio marítimo.

Según Carlos M. Gallegos, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Puertos, en su análisis: Las Tendencias del Transporte Marítimo y el Desarrollo Portuario en el Contexto del Comercio Mundial establece como "la  globalización, concebida como expansión de los mercados, y por lo tanto, de las potencialidades económicas de las sociedades se da, no solo por la consideración supranacional de los mercados, sino también por el flujo de inversión extranjera y las estrategias de las empresas multinacionales. Estas empresas multinacionales contabilizan, hoy en día, las dos terceras partes de las exportaciones globales de bienes y servicios y cerca del 10 por ciento de las ventas domésticas mundiales."

Es responsabilidad del gobierno es colaborar al desarrollo de los puertos y por ende la economía nacional.