Este pasado jueves, un jurado de Los Ángeles ha decidido por unanimidad que los acordes con los que comienza la popular canción “Stairway to Heaven” (1971), del grupo británico de rock Led Zeppelin, no son un plagio de la música instrumental“Taurus” (1967), compuesta por Randy California para el álbum con el que debutó la banda americana Spirit.

En abril, el juez del distrito Gary Klausner había advertido que el jurado podría encontrar similitudes sustanciales entre el riff de guitarra con el que comienza “Stairway to Heaven” y uno de los pasajes de “Taurus”. Durante el juicio, los abogados de la demandada alegaron que los acordes controvertidos eran muy comunes y llevaban usándose al menos trescientos años, formando por tanto parte del dominio público, y que, pese a las similitudes, Led Zeppelin no había copiado la música de Spirit y no había infringido sus derechos de autor.

Otro de los aspectos controvertidos fue si Led Zeppelin había escuchado “Taurus” antes de componer la música de “Stairway”. En este punto, el jurado entendió que Led Zeppelin había tenido acceso a la música de Spirit, ya que ambas bandas coincidieron en algunos conciertos con anterioridad a la publicación de “Stairway”.

Antes de emitir su veredicto, el jurado escuchó ambas composiciones interpretadas en una guitarra acústica por un músico de la demandante a la vista de las partituras. Este ha sido uno de los puntos que mayor crítica ha suscitado por parte de la demandante, ya que el juez había prohibido que el jurado escuchase una grabación de “Taurus”, por entender que solo era admisible como prueba la partitura registrada en la U.S. Copyright Office. Desde un punto de vista dela legislación española, y teniendo en cuenta la cuestión debatida, sorprende que el jurado deliberase sin haber escuchado los álbumes originales, ya que nuestra Ley de Propiedad Intelectual protege no solo la partitura, sino también la ejecución musical, y ello sin necesidad de registro.

La conclusión del jurado ha sido que, si bien es cierto que Robert Plant y Jimmy Page, cantante y guitarrista respectivamente de Led Zeppelin, habían escuchado “Taurus”, existen diferencias sustanciales entre las obras que determinan la ausencia de infracción.

La decisión puede ser apelada.