La US Court of Appeals for the Ninth Circuit afirma en la Opinión emitida en el caso 13-55484 (DC Comics contra Mark Towle y DBA Garage Gotham) que el batmóvil es objeto de protección bajo la normativa americana de derechos de autor (copyright law).

Tras analizar las alegaciones esgrimidas por las partes durante el procedimiento, originado como consecuencia de la fabricación por parte de Mark Towle de vehículos que reproducen el aspecto del batmóvil aparecido tanto en la mítica serie de televisión “Batman” de 1966 como en la película de Tim Burton “Batman” de 1989, el tribunal argumenta que el referido automóvil goza de suficiente relevancia como para ser considerado como un elemento distintivo y, en consecuencia, protegible de forma autónoma respecto al resto de personajes del universo Batman.

Dicha conclusión ha sido alcanzada tras aplicar el denominado "three-part" test, que permite proteger bajo la normativa de copyright a un personaje de comics siempre que (i) tenga cualidades físicas y conceptuales; (ii) esté suficientemente definido, de forma que sea reconocible cada vez que aparezca; y (iii) sea especialmente distintivo y posea elementos de expresión que le sean únicos. Dichas características concurren en el caso del batmóvil, por lo que DC Comics, en tanto que derechohabiente de la propiedad intelectual sobre la serie Batman, podría ejercer las acciones reconocidas por la Copyright Act, entre ellas las reconocidas en el artículo 504 que permiten la solicitud de daños y perjuicios.