Desde el 31 de julio de 2015 está en vigor la actualización de la Política y Reglas UDRP de la Organización de la Propiedad Intelectual (OMPI). Son varias y trascendentes las novedades. 

El demandante ya no remite copia de su escrito simultáneamente a OMPI y al demandado sino únicamente al Centro. Esta modificación se implementa para evitar el conocido “cyberflight” o transferencia ilícita del dominio a un tercero antes de su bloqueo por el agente registrador.

Se introducen dos nuevas definiciones en las reglas: 

LOCK: status del dominio en el que el titular únicamente puede renovar. El dominio debe bloquearse en dos días desde que el Centro comunica al agente la confirmación de los datos y durará todo el procedimiento. Hasta que no hay bloqueo, el agente no puede contactar con su cliente (el titular del dominio controvertido) a los efectos de avisarle de posibles renovaciones o modificaciones técnicas en el dominio. Asimismo en estos días deben notificarse los datos del verdadero titular en el caso de que utilice un representante y/o un servicio de privacidad.     

PENDENCY: el lapso de tiempo que dura el procedimiento, entre que se presenta la demanda y se termina el procedimiento.  

Se crea un formulario específico estandarizado para terminar voluntariamente el procedimiento mediante acuerdo de las partes tan pronto como el demandado manifieste su voluntad de transferir o cancelar el dominio. Una vez firmado por las partes, el dominio se desbloquea y transfiere al demandante. 

Se concede al demandado la posibilidad de obtener una prórroga gratuita y automática – basta la mera petición – de cuatro días adicionales para contestar a la demanda.