Un año después de que entrara en funciones la nueva Comisión Europea presidida por Jean-Claude Juncker se han puesto en marcha algunas de las iniciativas más significativas de su programa político. Dentro de las prioridades que se ha fijado la Comisión Juncker destaca en primer lugar el Empleo, Crecimiento e Inversión, que se ha concretado con la puesta en marcha de un ambicioso Plan de Inversiones conocido como Plan Juncker.

El Plan de Inversiones se centra en la eliminación de los obstáculos para la inversión, la visibilidad de los proyectos de inversiones, la asistencia técnica a los mismos y el uso inteligente de los recursos financieros tanto nuevos como existentes. Para alcanzar estos objetivos, el plan prevé tres ejes de actuación:

  • Movilizar inversiones de, al menos, 315.000 millones de euros en tres años.
  • Respaldar la inversión en la economía real.
  • Crear un entorno propicio a la inversión.
  • Movilización de inversiones

En primer objetivo consiste en la movilización de inversiones (al menos 315.000 millones de euros hasta 2017), lo que se articula esencialmente a través del Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (FEIE) o European Fund for Strategic Investments (EFSI), que tiene como objetivo dar cobertura a los vacíos de inversión a los que el mercado no da respuesta por sí sólo, movilizando la inversión privada en iniciativas estratégicas en ámbitos clave como las infraestructuras, la educación, la investigación y la innovación, así como la financiación de riesgo para las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) o Small and Medium sized Enterprises (SMEs).

El EFSI se encuentra operativo desde septiembre y permite que cualquiera (no sólo los Estados miembros) pueda presentar proyectos directamente al Banco Europeo de Inversiones (BEI) -European Investment Bank (EIB)- para la financiación de infraestructuras e innovación, así como al Fondo Europeo de Inversiones (FEI) -European Investment Fund (EIF)- por lo que se refiere a la financiación de las PYMES.

Los proyectos para los que se solicita financiación deben tener un alto valor económico y social por lo que respecta al cumplimiento de los objetivos políticos de la UE, deben atraer capital privado al actuar sobre los fallos de mercado, deben ser técnica y económicamente viables y respetar la normativa de la UE sobre ayudas de Estado.

Algunos de los ejemplos de las áreas de actuación prioritaria del Fondo son:

  • Infraestructuras (transporte, energía, redes de comunicaciones, medio ambiente y urbanismo).
  • Educación y formación, salud, I+D e innovación.
  • Energías renovables y eficiencia energética.
  • Apoyo a las PYMES.

Por ahora existen ocho proyecto prefinanciados desde el mes de julio de 2015, tres de los cuales tienen participación española: Abengoa (proyecto de investigación en procesos químicos y biotecnología financiado con 170 millones sobre un total de 340 de euros), Grifols (100 millones para la investigación de nuevos tratamientos de salud) y la red gasista española (a través de Redexis contará con 125 millones de euros).

En octubre de 2015 se anunció que, dentro de este Plan de Inversión, se abriría el acceso a la financiación a las microempresas, movilizando 237 millones de euros en préstamos para apoyar a 20.000 microempresas europeas.

En el funcionamiento del Fondo la participación de inversores privados resulta esencial. Dicha participación puede tener lugar cofinanciando el proyecto o bien compartiendo los riesgos. Los inversores también pueden participar en la Plataforma de Inversión que se establecerá en breve con la participación de determinados Bancos colaboradores.

  • Respaldo a la inversión en la economía real

El segundo eje del Plan de Inversiones de la Comisión es complementario del anterior en tanto se plantearespaldar la inversión en la economía real.

Dentro de este ámbito el respaldo se llevará a cabo, por una parte, a través del Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión (CEAI) -European Investment Advisory Hub (EIAH)-, una iniciativa conjunta de la Comisión y del Banco Europeo de Inversiones, que pretende ser una puerta de acceso al apoyo a la inversión, que permitirá compartir buenas prácticas, conocimientos adquiridos y estudios de casos reales en materia de financiación y gestión de proyectos.

Otra iniciativa para dar respaldo a la inversión consiste en el Portal Europeo de Proyectos de Inversión(PEPI) -European Investment Project Portal (EIPP)-, que se pondrá en marcha a finales de 2015. Se trata de una plataforma transparente de proyectos viables que garantiza que los inversores dispongan de información fiable sobre la que basar sus decisiones. Con esto se pretende que los inversores cuenten con la confianza necesaria para llevar adelante sus proyectos y evitar posibles obstáculos o incertidumbres.

  • Creación de un entorno propicio a la inversión

El tercer y último eje del Plan de Inversiones se centra en crear un entorno propicio a la inversión, para lo que se propone mejorar el entorno de inversión y las condiciones de financiación a través de avances hacia elMercado Único Digital (Digital Single Market), la Unión de la Energía (Energy Union) y la Unión de los Mercados de Capitales (Capital Markets Union).

Sin duda la ejecución de este Plan de Inversiones durante el mandato de la Comisión Juncker en 2019 proporcionará enormes posibilidades de negocio tanto a los emprendedores como a los inversores que se sepan aprovechar la oportunidad de recibir el impulso otorgado por la Unión Europea a la iniciativa privada.